El suspendido Marcelo Gallardo se volvió loco y festejó el empate como un hincha más

El técnico de River Plate, quien no pudo ingresar a La Bombonera y vio el partido por televisión, compartió junto a los hinchas tras el 2-2 ante Boca.

El Muñeco se volvió loco - Captura

Se volvió loco. El suspendido entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, festejó como un verdadero hincha más el trabajado empate 2-2 que sus dirigidos consiguieron frente a Boca Juniors en La Bombonera, en la final de ida de la Copa Libertadores.

Apenas terminó el encuentro, el Muñeco, quien vio el partido por televisión, salió de la concentración en el estadio Monumental para saludar y compartir con los hinchas y cantar junto a ellos por algunos minutos.

El técnico argentino no pudo asistir a La Bombonera, debido al duro castigo que le impuso la Conmebol al prohibirle el ingreso al estadio, además de suspenderlo por tres encuentros. ¿La razón? El ex volante fue sancionado tras ingresar al camarín de su equipo ante Gremio (semifinales) ya estando sancionado.