El mismo James Rodríguez crítico el estado de la grama del Metropolitano

La voz del capitán se unió a la del técnico. Pékerman y James coinciden en que esta vez el gramado del estadio de Barranquilla no se prestó para las necesidades de la Selección.

“La cancha está muy mala, muy mala, fea”, respondió James a la salida del partido en el que brilló con un gol y una asistencia. El estado del terreno no le gustó pero no se quejó hasta el final. Primero jugó, garantizó el triunfo de la Selección y luego sí mostró su malestar públicamente.

“Una selección Colombia tiene que jugar en una mejor cancha. Ojalá que para el próximo partido esté bien porque ahora está mala”, afirmó James cerrando el tema del que ya había opinado José Pékerman en el mismo sentido que el 10.

Habrá un mes para mejorarla. Allí volverá Colombia para jugar el 11 de octubre ante Uruguay. Los dos próximos partidos de Colombia son en condición de visitante frente a Brasil y Paraguay. El primero es ya. El martes se disputará en Manaos y sobre ese James dijo: “Hay que estar atentos atrás porque ellos adelante tienen jugadores buenos”, afirmó.