Jugador de la Selección Colombia: “Yo me tomaba dos botellas de whisky por noche”

En lo que lleva Daniel Torres en España su gran fútbol ha generado sensación. Se unió al Alavés y de inmediato se robó el show y ahora es uno de los ‘capos’ del equipo, recién ascendido a la Primera División. Su presente está lleno de cosas positivas.

Desde hace unos cinco años Daniel Torres venía siendo uno de los mejores jugadores de la Liga local, cada ocho días se destacaba y los especialistas deportivos ya lo pedían para la Selección Colombia. Sin duda que en esta generación de José Pékerman uno de los que se demoró en llegar fue el volante oriundo de Caquezá.

Por ese nivel futbolístico Daniel Torres se convirtió en pieza clave en la Selección Colombia y también en el fichaje estrella del Alavés. Era cuestión de tiempo para que la prensa española pusiera los ojos en él.

En una entrevista publicada por el diario El País, Daniel Torres cuenta muchas cosas de su vida deportiva, espiritual y humana, entre ellas su lucha contra el alcoholismo, sus cinco títulos con Santa Fe y su inmediata revelación en la Liga de España.

“Mi época más irresponsable fue entre 2010 y 2011. No tuve orientación. Mis padres son de Cáqueza, un pueblo de Cundinamarca. De niño me tuve que ir solo para Bogotá, a la cantera de Santa Fe. Viví en ocho lugares diferentes. No tenía control”, dijo el volante.

Además de los cinco títulos con Santa Fe, Daniel Torres logró el campeonato del Apertura 2016 con el Independiente Medellín.

“Recibí todo aquello que es bueno cuando lo sabes administrar: un prestigio, un buen salario, y ese reconocimiento de poder jugar al fútbol y trabajar en ello. Empecé a tomar whisky. Yo solo podía tomarme dos botellas por noche. Se me notaba en la cara y en el tufo. Pero al otro día entrenaba con normalidad. No sé cómo aguantó mi cuerpo. No sé cómo no tuve una lesión de rodilla, un desgarro”, dijo Daniel Torres.

En la época del 2010-2011 Daniel Torres estuvo en el Atlético Nacional, según él, ese fue su peor momento en su carrera deportiva donde vivía en mucha indisciplina.

Entre otras cosas, dice que ahora confía plenamente en Dios, volvió con su esposa, y aunque siempre estuvo en el ojo del huracán, salió adelante gracias a sus compañeros de camerino y a su asesora espiritual Sandra Merino.

Fue precisamente ella la que indujo a él y a sus demás compañeros de Santa Fe a caminar descalzo antes de cada partido, una práctica que hace Daniel Torres y que ha llamado la atención en España.

“Yo camino la casa donde vivo. Camino todos los lugares a los que voy por primera vez. Mendizorroza, antes de que fuéramos a jugar, lo caminé descalzo. No lo inventé yo sino la Biblia, que se escribió hace miles de años y sigue vigente. El mensaje es que, pase lo que pase, en el lugar que pises descalzo, jamás quedarás en vergüenza”, dice Daniel Torres.