José Pékerman habló del buen momento de los jugadores sudamericanos

El DT de Colombia analizó el momento futbolístico que vive Sudamérica. Plantea que hay que mantener una influencia fuerte en inferiores.

Resaltó que sólo 6 de los 23 futbolistas que llegaron a los cuartos de final de la Copa del Mundo juegan en sudamerica, el resto, afuera: repartidos en Francia, Portugal, Alemania, España, Inglaterra e Italia.

En el anterior Mundial del que había participado, en 1998, la historia era totalmente distinta: cinco en Argentina, diez en Colombia, dos en Brasil, uno en Ecuador, uno en Estados Unidos. Tan sólo tres futbolistas en Europa: Faustino Asprilla en Parma, Italia, Hamilton Ricard, en Middlesbrough, Inglaterra, y John Harold Lozano, en Valladolild, España.

“El fútbol ha cambiado”, indicó José Pekerman en declaraciones para el sitio ca2015.com en el sorteo de la Copa América 2015, que que jugará en el mismo grupos con rivales como Brasil, Venezuela y Perú. Advierte, dentro de eso, un concepto general todavía más fuerte: “El fútbol de Sudamerica atraviesa un momento impresionante”.

– ¿Por qué?
– Porque vos ves a nuestros jugadores, a donde están jugando. Nuestros futbolistas están en los grandes equipos del mundo, pero no solamente jugando, sino siendo figuras, referentes, vos ves jugadores uruguayos, brasileños, argentinos, colombianos, ecuatorianos, peruanos. Eso es muy significativo.

– ¿Antes no era así?
– En todas las épocas hubo jugadores en las grandes ligas de Europa, pero creo que con tanto protagonismo no hubo. Nunca se había visto. Nosotros en la historia hemos tenido nuestro Zamorano, nuestro Kempes, nuestro Maradona, no quiero quedar mal con tantos otros, pero nunca hemos tenido tantos jugadores como ahora.

– Con tantas figuras, ¿qué significa para los pueblos del continente tener la posibilidad de ver en Chile a los mejores del mundo?
– Esto ha cambiado mucho. Quizás, a contramano de lo que decía recién, ahora tenemos que habituarnos a ver a los jugadores por televisión, jugando en Europa. Antes nos pasaba que los teníamos de cerca. Pero, a partir de eso, se ha generado un protagonismo importante y selecciones muy fuertes. El crecimiento de los futbolistas compitiendo en esas ligas es muy fuerte.

– ¿Por qué?
– Porque las exigencias son altísimas. Cuando hablamos de que los jugadores terminan siendo figuras en Europa es porque se someten a regímenes de disciplina muy difíciles que los hacen llegar a niveles como los que estamos viendo. Luchamos siempre contra un poder económico muy fuerte que los lleva a una pronta edad.

– ¿El crecimiento de América, entonces, está sujeto a Europa?
– Esa es la realidad de hoy. Yo desde mi lugar he tratado de ser consecuente en que esto nos obliga a trabajar más fuerte con los juveniles. Ese es el futuro de América, apostar cada vez más a un trabajo en inferiores porque es la manera de mantenernos vigentes en esta competencia que tenemos con los europeos.

Con información de ca2015.com