Colombia jugará en un estadio que no trae buenos recuerdos

Históricamente el Rose Bowl es, sin lugar a dudas, un pésimo escenario para la Selección Colombia. Allí jugará ante Paraguay en la segunda fecha del Grupo A de la Copa América Centenario.

La 'Tricolor' buscará un triunfo que lo clasifique, pero precisamente eso es algo que jamás ha conseguido a nivel oficial en dicho escenario. Por el contrario, ha sido el estadio que enterró la ilusión de ganar el Mundial en 1994.

Allí cayeron ante Rumania, los entonces dirigidos por Francisco Maturana, en el primer juego de la Copa Mundo Estados Unidos. Para los expertos, el combinado nacional llegaría hasta las semifinales por lo menos, tras golear 5-0 a Argentina y destrozar a todos sus rivales en los más de 20 amistosos previos a la competición.

Por si fuese poco, el segundo y último juego en ese escenario fue ante el local y tuvo el autogol de Andrés Escobar. Con esa derrota se acabó la ilusión de conseguir el máximo título que da el fútbol, y para muchos también acabó con la vida de un jugador.