Ni los muertos se quieren perder el crucial juego ante Chile

La anécdota del día en la venta de boletas para el crucial juego en Barranquilla ante Chile se vivió ayer en horas de la mañana, cuando un individuo intentó comprar varias entradas con la cédula de su abuela, fallecida hace algunos años. Al ingresar al último anillo de seguridad, un agente de la policía detuvo al aficionado y fue conducido a un CAI. “Hasta los muertos quieren ir al estadio”, gritó un aficionado, generando la risa colectiva de todas las personas que se encontraban a su alrededor.


“La gente utiliza cualquier cantidad de estrategias para intentar obtener su objetivo. A esta persona se le halló en su poder tres cédulas, pero el dato curioso es que una de estas pertenecía a un familiar fallecido”, contó el subcomandante Carrero. “Para casos como este o para detectar personas con antecedente penales, utilizamos el ‘morforap’, un dispositivo que sirve para verificar el estado judicial de un individuo a través de su huella digital. Cada hincha que pasaba el último anillo de seguridad se encontraba con esta sorpresa antes de acceder a la zona de venta de boletas”.

Con información de elheraldo.co | Foto: ElTiempo.com