Las 10 claves de Colombia para clasificarse al Mundial Brasil 2014

Sin duda desde el ultimo mundial en África 2010 al que no clasificamos, la Fecha la Selección Colombia dio un vuelco total y hoy en día es otro equipo desde la parte dirigencial pasando por su cuerpo técnico y jugadores.


Mira los 10 puntos claves que hoy nos tienen en el Mundial:


1. La llegada de José Néstor Pékerman

Sin lugar a dudas, Pékerman es una de las mayores razones que explican la clasificación de Colombia al Mundial de Brasil 2014. Por un lado, acabó con la polarización del país, los regionalismos. Trató a toda la prensa por igual, sin amiguismos particulares, lo que hizo que el ambiente y el entorno de la selección fuera positivo. Por otro lado, le cambió la mentalidad al equipo.

Siempre, siempre, no importó el rival o si se jugaba de local o visitante, Colombia salió a ganar. En la parte táctica formó un colectivo seguro en defensa, con posesión de balón, muy ofensivo y con completo conocimiento de lo que puede hacer el rival. El cuerpo técnico de la Selección es sobre todo eso, estudioso obsesivo de los contrincantes. No se deja nada al azar. Además, Pékerman logró sacar el máximo rendimiento de la mayoría de los jugadores según su papel en la cancha.

2. El presente de los jugadores

Como nunca antes se había visto, Colombia cuenta con una camada de jugadores jóvenes y de primer nivel. El 95% de los 41 convocados en estas eliminatorias juega en el exterior y en ligas altamente competitivas como la italiana, la española, la francesa, lo que traduce la calidad técnica y profesional del plantel. Además, otro asunto clave es que muchos de los que integran el equipo han seguido el proceso de selección desde juveniles. Es decir: se conocen, lo que en eliminatorias, ante el poco tiempo de trabajo con el que se cuenta, es fundamental para que un colectivo funcione.

Varios de los que lograron la clasificación al Mundial, por ejemplo, hicieron parte del equipo que ganó el Suramericano Sub 20 en 2005: Carlos Valdés; Radamel Falcao García; Cristian Zapata; Juan Camilo Zúñiga; Abel Aguilar; Freddy Guarín; Edwin Valencia.

3. Timonazo dirigencial

Ramón Jesurum, presidente de la Dimayor, lo reconoce: desde la dirigencia deportiva del país hubo un cambio de mentalidad, un timonazo en las formas de dirigir la Selección y el proyecto para clasificar a un Mundial y eso también es otra razón para entender por qué hoy, después de tres Copa Mundo de sequía, volvimos a clasificar.

Por un lado, dice Jesurum, hubo un cambio de mentalidad: se contrató a un técnico costoso, pero eficaz. Nunca un DT de Colombia había tenido dos asistentes y un secretario, como los tiene Pékerman. Además, se pusieron las reglas claras con la prensa. A todos se les trata por igual, no como en el pasado, que algunos técnicos les concedían entrevistas a sus amigos y a otros no. Igualmente, se escogió a Barranquilla como sede definitiva y eso también fue un acierto de los dirigentes. En el pasado, cuando Colombia deambuló por Bogotá o Medellín, no le fue nada bien. Otro acierto fue haber logrado partidos amistosos con rivales de peso como Brasil para foguear a la Selección.

4. Barranquilla

Barranquilla es, definitivamente, la sede de la Selección. Debe ser para siempre. Por un lado, el apoyo de los aficionados ha sido masivo y constante. En la mayoría de los partidos el estadio el Metropolitano se llenó, lo que no sucedió en otras eliminatorias, cuando la sede fue Bogotá o Medellín. El clima, además, jugó a favor nuestro. Los rivales le temen al calor y la humedad de la ‘Arenosa’. Los desgasta. Los va derrotando. Los va desmoronando. Lo dijo el mismo técnico de Chile, Jorge Sampaoli: “En Barranquilla, Colombia es casi imposible”.

5. La defensa

Es uno de los detalles más importantes. Colombia tiene la mejor defensa de las eliminatorias. Al cierre de esta edición había recibido apenas 9 goles en 14 partidos. La experiencia de Yepes combinada con la seguridad de centrales como Carlos Valdés o Cristian Zapata, y la aplicación en lo táctico de los laterales Armero y Zúñiga, además del trabajo de los volantes de marca como Aguilar, Valencia Sánchez y Guarín, permitieron sacar el cero en varios juegos. Esa seguridad defensiva le dio tranquilidad al resto del equipo.

6. Efectividad en el arco rival

En 14 juegos, Colombia suma 22 goles a favor. Su diferencia de gol es +13, lo que, en caso de un empate en puntos, hizo que fuera casi que imposible que otro equipo le hubiera arrebatado su lugar.

Lo de los goles no es poca cosa. En la eliminatoria al Mundial de Corea y Japón 2002 Colombia quedó eliminada de la posibilidad del repechaje por un gol. Tenía +5, mientras que Uruguay +6.

Justamente el haber logrado ese equilibrio tanto en ataque como en defensa ha sido uno de los logros de Pékerman. Tal vez uno de los aspectos para trabajar sea la contundencia en condición de visitante. De esos 22 goles, Colombia anotó apenas seis por fuera del estadio Metropolitano de Barranquilla. Otro asunto a revisar es que el segundo goleador de Colombia es James Rodríguez, con tres goles, muy lejos del primero, Falcao. Es decir: no se debe depender de un solo goleador para encarar el Mundial.

7. Un goleador nato

Hacía mucho tiempo, desde las épocas de Faustino Asprilla quizá, que Colombia no tenía un goleador nato y que brinde confianza como Radamel Falcao García. Sus anotaciones han representado puntos importantísimos. En total suma 7 goles, y es el cuarto goleador de las eliminatorias, por debajo de Messi, Luis Suárez y Gonzalo Higuaín. Pero hay un detalle: Messi ha convertido tres de sus diez goles desde el punto penal. Falcao, apenas uno. El resto de sus goles han sido en jugadas en movimiento. Con el mejor del mundo lesionado, el ‘Tigre’ podría ser el goleador definitivo de la eliminatoria.

8. Un arquero que da seguridad

Así como arriba Colombia tiene la confianza de que en cualquier momento Falcao puede resolver un juego, atrás sucede lo mismo con David Ospina, un arquero que ha mantenido regularidad y gran nivel en las eliminatorias. Se trata de un arquero saca puntos. Ospina fue definitivo en juegos como contra Bolivia en La Paz, Perú en Lima, Chile en Santiago, Argentina en Buenos Aires. Su calificación promedio es de 8,0. Eso también explica por qué es el arquero menos vencido de las eliminatorias.

9. Regularidad

Ese es otro de los aspectos importantes para explicar la clasificación de Colombia al Mundial de Brasil 2014. Es un equipo que tanto en su juego, como en sus resultados, ha mantenido una regularidad a lo largo de las eliminatorias. De 14 juegos Colombia ganó 8, empató dos, perdió 4 (aunque una victoria, un empate y una derrota, fueron bajo la dirección de Leonel Álvarez). Para lograr esa regularidad en el fútbol y en los resultados, Pékerman le apostó a la consolidación de un grupo e incluso apoyó a jugadores que en su momento estuvieron sin jugar en sus equipos con Abel Aguilar y lo siguió convocando.

10. El apoyo de todos los colombianos

La unión que del país en torno de la Selección fue muy grande, nos recordóLa tiempos del pasado en la Selección Colombia de los 90' y todo el país siempre estuvo pendiente y apoyando al equipo en tanto en la victoria como en la derrota, el país entero vibro con cada partido de esta eliminatorias y siempre tuvo la fe de que se clasificaría al Mundial en Brasil.

Fuente: elpais.com.co