Guardiola confesó las razones por las que se fue del Barcelona

El estratega del Bayern Munich, el español Josep Guardiola, habló de sus razones para dejar al FC Barcelona después de una exitosa trayectoria, y aseguró que todo se debió a que ya no podía "motivar" a los jugadores después de tantos títulos conseguidos.


"Si ya no puedes motivar a tus jugadores, como entrenador, sabes que ha llegado el momento de marcharse", dijo Pep en entrevista para el portal autopista.es, en el que recordó algunos tragos amargos por los que pasó durante su etapa como los culés.

"Ha habido momentos de mucha tristeza. Cuando el FC Barcelona, en 2012, cayó en semifinales de Champions ante Chelsea fue uno de ellos. Fuimos mejores que nuestros rivales, pero concedimos un gol innecesario e la vuelta y antes de que nos diéramos cuenta, estábamos eliminados. Eso fue una gran derrota para mí, me sentí como si no pudiera levantar a mi equipo", narró.

Sobre su etapa en el Barcelona dijo que fueron realmente exitosos, pero poco a poco le fue complicado sentirse motivado. "Fuimos increíblemente exitosos. Catorce títulos en sólo cuatro años, fue el mejor periodo en toda la historia del club. Pero eso puede ser también una losa. Encontré, progresivamente, dificultades para motivarme a mí mismo y al equipo. Con el Barcelona ya lo había ganado todo, tanto como jugador como entrenador. Y me di cuenta que al equipo le estaba resultando cada vez más difícil".

El ahora técnico del Bayern Munich dijo que para ser líder de un equipo se debe "recargar baterías" constantemente, lo cual hizo cuando pasó un año en Nueva York, y considera que esta decisión lo benefició a él, a su familia y a su anterior equipo.

La presión -contó- viene por manejar grupos con estrellas, pues todos quieren jugar siempre, por lo que cuando toma la decisión de dejar a algún jugador en el banquillo, de inmediato viene la presión, tanto de la prensa como de los aficionados. "Cada vez que dejaba a Messi en el banquillo, por ejemplo, se armaba el lío en Barcelona".

Aseguró que no hay una fórmula mágica para ganar: "si la hubiera, el futbol sería tan sencillo como ir a comprar en un centro comercial: simplemente vas, tomas lo que más te gusta, pero ¿dónde quedarían entonces el reto o la emoción? Yo no gané la Copa de Europa inmediatamente. Comencé mi carrera en el Gimnástic de Manresa, un equipo regional de Cataluña".

Tomado de ElUniversal.com.mx