Neymar aprendió la lección gracias a la expulsión en partido contra Colombia en Copa América

Neymar Jr. afirmó que aprendió de su expulsión durante el partido contra Colombia en la versión pasada de la Copa América y prometió que en el futuro no debería enfadarse en el campo de juego “por tonterías”.

De igual forma, el astro brasileño no dudó en afirmar que su temperamento fue vital para gestar la sanción e hizo énfasis en que debe evitar las quejas a los árbitros: "No puedes quejarte a los árbitros porque pasa lo que pasa. No me gusta quedarme fuera de los partidos. La lección es que no puedo dejarme llevar por tonterías. Me equivoqué, aprendí de esa situación", afirmó.

El delantero del Barcelona manifestó que su objetivo es “seguir siendo mejor que ayer” y que su mayor motivación para avanzar y mejorar es su padre: “Esta es una frase que siempre me había dicho mi padre. Siempre me decía que me tenía que esforzar al máximo en los entrenamientos y en los partidos. Ser mejor cada día, eso es lo que me dijo", señaló.