Millonarios ganó 2-1 al San José, sigue vivo en Copa Libertadores

Los goles para los azules, que sumaron los primeros 3 puntos en el torneo, fueron de Franco y Wason.

El equipo de Hernán Torres acostumbró a sus aficionados a sufrir. Este importante triunfo frente al aguerrido San José de Oruro de Bolivia fue un padecimiento total. Si bien el equipo azul mejoró en su producción futbolística, creó bastantes opciones de anotar, tuvo que esperar 80 minutos para ponerle el sello a su primera victoria en Copa Libertadores.

Un elemento clave para obtener estos primeros tres puntos fue la la pulseada que le ganó el técnico Hernán Torres a los aficionados que silbaron la sustitución de Fredy Montero por Jorge Perlaza. El estratega tolimense mantuvo a Wason y envió al campo a Yuber Asprilla. Y como el DT es él y no los hinchas, esos dos jugadores, materializaron los primeros tres puntos del cuadro azul, que los mantienen con vida en el certamen continental.

[one_half  last="no"] [ad 1] [/one_half][one_half  last="yes"]  Eso sí, un error privó a los azules de irse ganadores al vestuario.
Lo que tanto le ha costado a los 'embajadores' en esta Copa Libertadores, hacer goles, el cuadro boliviano lo resolvió en dos toques y una gentileza de Elkin Blanco, quien se equivocó en dicha acción. Lo que empezó como alegría para los locales, terminó en frustración en la primera etapa. [/one_half]

Al minuto 44, Diego Cabrera le robó el balón a Elkin Blanco, tocó para Carlos Saucedo, quien se encargó de igualar el juego con una definición exquisita, luego de dejar desparramados en el piso a cinco jugadores azules, incluido el arquero Luis Delgado.

Los anteriores pasajes del partido hasta que entró el balón que envió Saucedo en el arco sur de El Campín fueron todos de Millonarios, excepto la primera de peligro del compromiso que fue para la visita, cuando Luis Delgado le atajó un mano a mano al exSanta Fe, Diego Cabrera.

La buena noticia para el cuadro bogotano y para el técnico Hernán Torres fue que apareció el fútbol de la mano de Máyer Candelo y llegaron las opciones para vulnerar el arco del rival. Nueve oportunidades de poner a celebrar a sus hinchas tuvieron los 'albiazules', incluido el gol, que llegó en el minuto 16 luego de un excelente y certero cabezazo de Pedro Franco.

Esa buena presentación de los locales no se tradujo en más anotaciones por la buena noche que tenía el arquero de los bolivianos Carlos Lampe, que nunca se cansó de volar de palo a palo para ahogar las celebraciones de los colombianos. Hasta que llegó el balde de agua fría que silenció El Campín, el tanto de Carlos Saucedo sobre el último minuto del primer acto en el estadio capitalino.

Apareció la 'Tusa' en la segunda parte

El arranque del segundo capítulo de esta historia fue similar al primero, el conjunto bogotano dominando la pelota y buscando el espacio para obtener el gol del triunfo. Una opción bien clara fue, luego de un lujo de Fredy Montero, cuando Rafael Robayo, que quiso emular a Saucedo, picó la pelota pero el arquero Lampe volvió a negarle la celebración a los 'embajadores'.

Y el desespero de los aficionados locales quedó en evidencia cuando el técnico Torres decidió sacar a Fredy Montero para enviar al campo a Jorge Perlaza. Los hinchas reprobaron la decisión con un ensordecedor silbido.

No obstante, el segundo gol parecía estar cerca cada vez que los azules pisaban el área de los bolivianos, pero con lo que no contaban los de Bogotá, era con la inspirada noche del portero Carlos Lampe. El guardameta de los del altiplano mostró toda su capacidad al agarrar en la raya un balón que tenía destino de red, luego de un rebote en la pierna de Carlos Tordoya. Y un minuto después, al que se lo atajó, también en la línea fue a Yúber Asprilla.

Pero como el que está en el banco es el que sabe y no los que están en las tribunas, Hernán Torres le ganó el duelo a los hinchas. Cuando Máyer frotó la lámpara, buscó a Asprilla, al que se las negaban todas, y el diminuto, pero veloz delantero, fue hasta el fondo de la cancha y tiró el centro rasante para que la 'Tusa' se posara en El Campín. Wason Rentería la empujó y puso el anhelado 2-1.

Después de mucho sufrimiento y ansiedad, hasta que el juez peruano Henry Gambetta alzó sus brazos y decretó el final de la historia, la primera historia feliz para la familia albiazul en Copa Libertadores era una realidad. Tres puntos valiosos que deberán ser refrendados el próximo 14 de marzo, jueves, cuando Millonarios visitará a San José en Oruro.

LOS GOLES

Síntesis:

Millonarios: Luis Delgado; Lewis Ochoa, Román Torres, Pedro Franco y Luis Mosquera; Elkin Blanco, Rafael Robayo, Hárrison Otálvaro y Máyer Candelo; Wason Rentería y Fredy Montero. DT: Hernán Torres. Cambios: Jorge Perlaza por Montero (17 ST), Yuber Asprilla por Blanco (24 ST) y Juan Esteban Ortiz por Candelo (37 ST).

San José: Carlos Lampe; Carlos Tordoya, Luis Aníbal Torrico, Luis Palacios, Didí Torrico y Ignacio Awad; Mario Ovando, Abdón Reyes y Roly Sejas; Carlos Saucedo y Diego Cabrera. DT: Marcos Ferrufino. Cambios: Sebastián Carrizo por Cabrera (29 ST), Marcelo Gomes por Reyes (32 ST) y Juan Fernández por D. Torrico (41 ST).

Partido: emotivo

Goles: Franco (16 PT), Saucedo (45 PT), Rentería (35 ST).
Expulsados: no hubo.
Amonestados en Millonarios: Candelo, Torres, Perlaza, Delgado

Amonestados en San José: Palacios, Saucedo, Awad
Figura: Pedro Franco
Estadio: El Campín.
Asistencia: 18.000 espectadores aproximadamente.
Árbitro: Henry Gambetta (PER)

Fuente: Futbolred.com