Histórica sanción contra el club Gremio de Brasil por racismo

El tribunal deportivo de Brasil expulsó a Gremio de la actual edición de la Copa de Brasil después que sus aficionados hicieron insultos racistas contra un jugador rival durante un partido la semana pasada, sanción histórica en Latinoamérica que nunca se había fallado así por un acto de racismo.

El órgano judicial también multó al club con más de 20.000 dólares, e indicó que a los aficionados que hayan sido identificados como responsables de los insultos se les prohibirá asistir a los partidos durante dos años.

La sanción fue anunciada una semana después que un pequeño grupo de aficionados llamó "mono" al arquero Aranha, del Santos, en un duelo por el torneo de copa en el estadio Arena Gremio. Algunos también imitaron sonidos de mono, refiriéndose al jugador.

Cuatro veces campeón de la Copa Brasileña, Gremio tiene como técnico por Luiz Felipe Scolari, ex entrenador de la selección brasileña. Cruzeiro es el único otro club que tiene tantos títulos como Gremio en la Copa, la segunda competencia más importante en el fútbol del país después del campeonato nacional, el Brasileirao.

"Gremio respeta el fallo, pero no lo acepta técnicamente", indicó el presidente del club, Fabio Koff. "No estoy diciendo que se trate de una injusticia, pero la interpretación del reglamento fue muy severo. El club cooperó en todo".

Las cámaras de televisión mostraron a una mujer joven que gritaba claramente "mono" desde las gradas ubicadas atrás de la portería de Aranha en el duelo del 28 de agosto. Fue identificada inmediatamente a través de las redes sociales, se le suspendió en su trabajo y tuvo que dejar la ciudad junto con su familia debido a la repercusión del caso.

El racismo es un delito en Brasil y la policía local ya comenzó a interrogar a algunos de los aficionados.

Mira el vídeo: