Hinchas fingen ser discapacitados para obtener entradas al mundial

Antes de iniciar la Copa del Mundo Brasil 2014, conseguir una buena entrada por internet para los partidos más atractivos era una misión casi imposible. Prácticamente todos los asientos se encontraban vacíos y los pocos disponibles se lo disputaban miles en un sorteo organizado por FIFA.

Los únicos sectores con buena vista, y siempre disponibles, eran los de discapacitados; cualquiera podía adquirirlos, pero una vez en Brasil había que demostrar la deficiencia física. Esto se convirtió en la oportunidad perfecta de unos pocos que, con total capacidad motriz, han logrado ingresar a los estadios por esa vía.

Un grupo de hinchas que saltan de sus sillas de ruedas mientras ven los partidos están siendo investigados por fraude. La policía está revisando las imágenes del circuito cerrado de televisión y medios de comunicación social para presentarlas como pruebas.

"Si alguien va en silla de rueda al estadio y se levanta para celebrar, no es un milagro del fútbol, nos están engañando. Tendremos que investigar cada caso y no permitir el ingreso a esa gente", dijo el viernes último Thierry Weil, el director de marketing de la FIFA, en una entrevista colectiva.

Mientras tanto, la organización ha llevado seguridad privada a ese sector, para vigilar constantemente a los supuestos discapacitados; cualquier movimiento sospechoso será captado. Además, otras de las funciones de los miembros de seguridad será las de servir a quienes si necesiten de su ayuda por reales problemas de movilidad.

Mira las evidencias:


discapacitados-en-mundial-brasil-2014