Así se jugará la gran final del Mundial de Clubes 2015

Este jueves ha quedado definida la gran final del Mundial de Clubes 2015, donde el Barcelona se medirá ante River Plata, los españoles con un contundente 3-0 frente a Guangzhou de China, con ausencias de Neymar y Messi.

El panorama ya era “negativo” teniendo en cuenta que el brasileño no podría ser parte del partido y, horas más tarde, se agravó cuando se conoció que Messi también sería baja como consecuencia de unos fuertes cólicos que se le manifestaron horas antes del partido.

Sin embargo el Barcelona salió a jugar como siempre, buscando mantener la posesión de la pelota y atacando constantemente. Munir y Sergi Roberto fueron los encargados de hacer los trabajos de Messi y Neymar, en otros roles claro está, y respondieron bien a la exigencia.

Las ausencias de los cracks obligaron al resto de los jugadores a dar un poco más, y quien más se lució en ello de ponerse el equipo al hombro fue Luis Suárez. Autor de los tres goles de la victoria, que tuvo una vez más una actuación consagratoria, digna de crack, de lo que es.

Suárez sabía que jugaría sin sus socios de lujo, por eso estuvo más atento y vivo que nunca. De ahí entendemos cómo no quedó fuera de juego en el primer tanto, por ejemplo. El segundo, vino al inicio del complemento, quirúrgico pase frontal y llovido de Iniesta, que el goleador resolvió en un segundo.

El tercer tanto fue de penal y sirvió para entre otras cosas, además de sentenciar el partido, ser el segundo jugador en marcar tres goles, si unimos Copa Intercontinental y Mundial de Clubes. El primero y hasta hoy único, era Pelé, quien en 1962 lo había conseguido.

Mira los tres goles de Suárez:
1-0

2-0

3-0