Entró, besó el balón y marcó un golazo

Un bonito hecho de esos que deja el fútbol se presento este fin de semana en el fútbol de Argentina, donde se enfrentaron Temperley y Quilmes en el clásico del sur.

El volante Ariel Cólzera ingresó a los 20 minutos del segundo tiempo, justo cuando Temperley iba a ejecutar un libre, el futbolista que acababa e entrar pidió la pelota, la besó y sacó un derechazo directo a la portería rival para anotar un golazo de tiro libre el 1-0 parcial del compromiso que quedó 2-0 al final.

Un momento espectacular para los aficionados en la cancha, por la forma como se presento el gol, ingresó, tomo el balón lo besó y marcó el gol.


Mira el video: