Los 3 grandes cambios que sufrirá la Copa Libertadores desde 2017

Según un comunicado publicado por la Conmebol, la Copa Libertadores se jugará desde el próximo año entre febrero y noviembre, alargando la competencia de 27 semanas a 42 y la final será un partido único en campo neutral.

Según la organización, la decisión se tomó con la intención de"armonizar los calendarios de competencias con los torneos locales de cada país, pues por mucho tiempo los clubes han tenido que elegir entre el campeonato local y los torneos continentales, y eso afecta la calidad de ambas competiciones".

Otra de las novedades es que los 10 clubes de la Copa Libertadores que no pasen a octavos de final podrán seguir en competencia en la Copa Sudamericana y los campeones de ambos torneos ganaran cupos directos a la fase de grupos de la siguiente edición de Libertadores.

Los cambios se efectuarán con el fin de "potenciar la calidad del fútbol sudamericano e impulsar su desempeño deportivo, esto por medio de una estrategia integral que permita generar y reinvertir más valor en su desarrollo y promueva la sustentabilidad de los clubes y las asociaciones miembro", informó la organización.

Según opinó Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, la reforma "permitirá mejorar el desempeño deportivo en los torneos nacionales, proteger a los jugadores y además potenciar la calidad de juego en las copas continentales".