Colombiano fue detenido en el Mundial tras haber hurtado

Un colombiano fue detenido y llevado a la delegación regional noroeste de la policía luego de encontrarse ebrio y haber hurtado en las calles el 14 de junio en los predios al Estadio Mineirao de Belo Horizonte; ese mismo día, su selección nacional venció allí por 3-0 al cuadro de Grecia en el marco del Mundial Brasil 2014.

Alejandro Ribera, de 22 años, se encuentra actualmente en custodia y agredió a otras personas que se encontraban detenidos con él en la comisaría. Además, no portaba el pasaporte y tuvo que ser llevado a un hospital para recibir suero, por su alto estado de embriaguez.

Al momento de ser detenido, Ribera le gritaba a los fotógrafos que la policía le había robado el pasaporte y lo había agredido. "Yo no soy ladrón, sólo vengo a ver a Colombia", expresó Alejandro antes de ser metido en el vehículo de las autoridades brasileñas.

Mira el vídeo: