Audio: Explicaciones del alcalde de Barranquilla después de los enfrentamientos durante Junior VS River Plate por Copa Libertadores 2021

En una tensa entrevista, el mandatario defendió la realización del encuentro.

Tomado del Instagram de Jaime Pumarejo

El empate 1-1 entre el 'tiburón' y el 'millonario' pasó a un segundo plano debido a que, mientras jugaban, a las afuera del Estadio Romelio Martínez la Policía y civiles se enfrentaban. El 'papelón', que fue noticia a nivel mundial, provocó las explicaciones del alcalde de Barranquilla después de los enfrentamientos durante Junior VS River Plate, por Copa Libertadores 2021, las cuales seguramente darán de qué hablar.


Audio: ¿Qué dijo el alcalde de Barranquilla después de los enfrentamientos durante Junior VS River Plate? 

En la mañana del 13 de mayo de 2021 Jaime Pumarejo dio una entrevista a la emisora La W y le preguntaron por qué insistió con la realización del encuentro:

"He escuchado bastante, durante las últimas horas, esa palabra: insistió… Como si hubiéramos tenido una opción.

La verdad, creo que que habría sido más fácil claudicar ante la extorsión violenta, por presión y por fuerza, de un grupo de personas minoritarias, bien organizadas, con una intención de obligar a un grupo de personas, que querían llevar a cabo un partido, que emplean gente, trabajan  y lo hacen dentro del marco de la ley y la constitución, a decirles – ustedes no pueden hacer lo que la ley les da derecho a hacer, que es ejercer su voluntad -.

Así como la semana pasada intentaban sabotear y vandalizar, casi lo logran, dos centros comerciales. Y la antepasada intentaron entrar y saquear centros bancarios y establecimientos de comercio. 

Cada semana hay una amenaza nueva, hay una organización para vandalizar y hacer terrorismo.

Hace tres semanas teníamos la amenaza en varios medios de comunicación, a los que les habían mandado amenazas de terrorismo.

Inclusive habían dicho que deberían hacerles lo que, hace algunos años, hizo Pablo Escobar con El Espectador. 

Es un crimen organizado el que nos quiere aterrorizar, arrinconar e ir quitando las libertades para demostrar que ellos son capaces de más. 

Eso es lo que han hecho en Cali, es lo que han intentado hacer con los bloqueos y es lo que querían hacer el día de ayer. 

Así que para mí no había opción, nosotros no insistimos en ello.

A nosotros nos solicitaron que si se podía jugar un partido, como lo solicitan todos los días, y nosotros no teníamos cómo decirles que no porque ellos están ejerciendo su derecho.

Y nuestro deber es asegurarnos que en Barranquilla no se coarten las libertades de nadie.

Ayer hubo una marcha, fue pacífica y pasó por ese punto, en donde los sindicatos, la mayoría de estudiantes y los mismos gremios del magisterio marcharon sin ninguna novedad y de manera pacífica, como estamos acostumbrados. 

Pero menos de 200 jóvenes, muy bien financiados, organizados e instrumentalizados, porque esos son jóvenes de los barrios populares de Barranquilla, por personas, de las que la Policía ya tiene indicios, y los usan para tratar de atemorizar. 

Había dos líneas de defensa, dos anillos perimetrales, y ellos intentaron bloquear uno. Ahora, nunca se acercaron al estadio, estuvieron siempre a dos o tres cuadras.

Lo que sucedió fue que los gases lacrimógenos que lanzaron para dispersar a esos 200 jóvenes entraron al estadio por el viento.  Y ellos tenían un número importante de unas pequeñas bombas de estruendo, que lo que quieren es causar la sensación de temor, miedo y eso es lo que lanzaron durante un buen tiempo hasta que pudieron disiparse

Resalto algo, no hay hechos lamentables.

Se actuó con mesura, apegados a los derechos humanos y en Barranquilla, hasta este momento y gracias a Dios, no tenemos ningún fallecido por enfrentamientos con la Policía ni ningún herido de gravedad.

Así que, a pesar de tener que tomar decisiones difíciles, estamos, por ahora, en un buen estado.

No tenemos que lamentar ningún suceso porque, al final, esos jóvenes que están allá enfrentándose, no son nuestros enemigos, son instrumentos y son jóvenes que toman una mala decisión"

Las explicaciones del alcalde de Barranquilla después de los enfrentamientos durante Junior VS River continuaron indicando que él no desconoce la situación del país, pues le habían peguntado si pretendía 'tapar el sol con un dedo':

"Nunca he dicho que el país está bien, nuca he dicho que no tenían derecho a protestar y, repito, yo no insisto en el partido. El partido es algo que tiene derecho a hacerse, así como alguien tiene derecho a manifestarse.

Nosotros acompañamos la manifestación pacífica, ponemos a nuestros gestores de convivencia para asegurar que los jóvenes que marchan pacíficamente, lo hagan.

Inclusive les dimos el espacio y, por varias horas, los jóvenes que, pacíficamente, quisieron decir que no estaban de acuerdo con el partido, tuvieron su espacio y su garantía.

Porque ellos tienen el derecho y la libertad absoluta de decir – nosotros no queremos que se haga este partido – y ahí los acompáñanos, es parte del debate democrático.

Lo único que yo no puedo hacer es decirle a unos señores que quieren organizar un partido, bajo un derecho que tienen, que yo quiero coartar sus libertadores simplemente porque otra persona no quiere que se haga y amenaza violentamente a no dejarlo hacer.

Es un momento difícil y refleja la situación y la discusión social que se está dando. 

Pero no podemos dejar que la intención, bajo amenazas de fuerza, de unos, violenten las libertades de otros.

Ayer más un 1 millón 200 mil barranquillero salieron a trabajar, a educarse, hacer y buscar sus sueños y no podemos coartar esa libertad.

Para algunos su sueño es trabajar para el deporte y esa es su vida.

Y, así como no le puedo impedir a alguien que vaya a trabajar a un banco o que vaya a abrir su negocio, tampoco le puedes decir a alguien que vive de eso (el fútbol) que no lo haga.

Ahora bien, si el equipo o la Conmebol dicen que no van a llevar a cabo el partido, es otra cosa.

Pero nosotros simplemente garantizamos la seguridad del escenario, no somos quienes determinamos" 

Uno de los momentos más tensos de la entrevista llegó cuando a Pumarejo le preguntaron si la familia Char, dueña del Junior y con poder político en Barranquilla, fue la que pidió que se jugará. A lo que respondió defendiéndose 'con todo y de todos':

"Yo sé que están buscando un culpable y el culpable podría ser el alcalde de Barranquilla porque dijo que había que jugar el partido.

Pero es que yo no soy quien decido que se juega el partido, lo decide Conmebol, la Federación y los diferentes equipos que jueguen.

Habría sido mucho más fácil jugarlo en Guayaquil como se jugó la semana pasada…

Qué tal que mañana dijeran – yo no quiero que se abra el banco – entonces la discusión es que no se abre el banco. 

Yo estoy triste también, no es una imagen favorable para Barranquilla y para Colombia lo que está pasando y nadie está tratando de 'tapar el sol con un dedo'. 

Todos los días hay un puesto de mando unificado, en el que nueve, ocho o diez marchas se acompañan pacíficamente e intentamos que nadie salga herido y se den con la mayor tranquilidad posible.

A eso se nos suma tener que acompañar un partido de fútbol porque hay unos hechos violentos que amenazan contra la seguridad de quienes quieren realizarlo" 

Y las preguntas duras continuaron, pues esta vez estuvo dirigida a si él manda o no en los estadios de la ciudad. Todo porque, a diferencia de él, Claudia López, alcaldesa de Bogotá, prohibió 'sin agüero' el fútbol:

"Yo mando, pero cuando tengo una razón sobreviniente y Claudia tiene una razón sobreviniente que es el tema del COVID-19.

Ella, durante los últimos años ha sido muy congruente, ellos determinan que cuando hay mucha ocupación de camas UCI y pico ascendente  toman la decisión"

Y cuando le dijeron que el paro nacional y el COVID-19 son una razón sobreviniente, Pumarejo no se 'echó para atrás':

"El COVID-19 va en descenso, inclusive ayer flexibilizamos medidas. El fútbol es un es evento privado…"

Las palabras del alcalde de Barranquilla después de los enfrentamientos durante Junior VS River Plate concluyeron cuando le preguntaron que él pudo evitar que el partido se jugara porque los estadios son públicos y así podía garantizar la seguridad:

"Se garantizó la seguridad del paro, fíjese que no hubo ningún hecho lamentable.

Desafortunadamente trataron de impedir, con hechos violentos, que algo se llevara a cabo en la cuidad.

Por eso les digo, hoy es le fútbol, porque eso es lo que es hoy, la semana pasada eran los bancos y los centros comerciales.

La antepasada eran otras amenazas y cada semana tratarán de visibilizar y violentar una actividad para intentar restarnos una actividad y llamar la atención.

Una cosa es la marcha pacífica, con la cual siempre estaremos de acuerdo. Otra cosa es intentar, por medios violentos, limitar una libertad en la ciudad.

Y a mí me queda muy difícil decir que no simplemente porque alguien quiere coartar su libertad. 

Cuando un bandido extorsiona a una joven y le dice – no salgas porque si sales te violo – sería fácil decirle – quédate en tu casa -.

Pero nosotros le tenemos que brindar la seguridad y es lo mismo cuando alguien dice que quiero salir a trabajar, porque esas personas que salieron a jugar ayer, trabajan" 


Ahora que se conocen las explicaciones del alcalde de Barranquilla después de los enfrentamientos durante Junior VS River Plate, por Copa Libertadores 2021, cada quien podrá sacar sus propias conclusiones. Lo cierto es que el mandatario tiene una posición muy clara, con la cual, evidentemente, los periodistas de La W no estuvieron de acuerdo y seguramente mucha gente tampoco.

>>Más novedades del FPC en ComuTricolor<<

"Déjeme saludar al pueblo colombiano, que nos hizo saber que nosotros no éramos el problema…"
¡Los uruguayos dejaron mensaje de respaldo a Colombia, los 'verdolagas' no dijeron nada del tema!

Publicado por Comutricolor en Jueves, 13 de mayo de 2021