Arquero de Argentina le ofreció disculpas a Yerry Mina

Emiliano Martínez dice que no quiso ofender a Mina o a los colombianos durante los famosos penales de la Copa América. "No fue nada personal", dijo Dibu señalando: "Esto es fútbol, yo soy argentino y quiero ganar. Lo que hacía era porque veía una posibilidad"

Archivo Getty Images/Archivo EFE/Tomado del Instagram de Emiliano Martínez

La definición por penales entre Argentina y Colombia de la pasada Copa América sigue dando de qué hablar. Los gestos del arquero Emiliano Martínez y cómo trabajó sicológicamente a los cobradores colombianos, especialmente a Yerry Mina, cuasaron cierta indignación en Colombia, pero el arquero del Aston Villa dejó claro en una entrevista al diario Olé que "Esto es fútbol, yo soy argentino y quiero ganar. Lo que hacía era porque veía una posibilidad, cuando un boxeador le pega a uno, lo ve un poco noqueado y lo quiere rematar. Yo veía eso. Veía ansiedad y nerviosismo y lo utilicé.

Martínez explicó que "a los que no les hablé es porque no les vi esos nervios y me concentré más en la pelota. Pero cuando vi que me miraban, vi los penales contra Uruguay, vi que a ellos les gustaba el farandulero… Bueno, a ver qué tanto te gusta. Nada más que por eso". Vale la pena recordar que después de que Martínez atajara el cobro de Yerry Mina en la línea de cobradores Lionel Messi le gritó al colombiano "¡Bailá ahora!", mientras el portero señalaba sus genitales gritando.

"El festejo fue más por lo que yo pasé durante mi carrera profesional, que me descargué en el festejo, pero no fue nada personal", quiso explicar 'Dibu', quien le dijo a Olé que se disculpó con Mina: "Yo le escribí a Yerry Mina, que le ofrecía disculpas, que la verdad no fue nada personal, y que lo de hablar fue algo para hacerme fuerte".

El diario quiso indicar que los dos jugadores habían tenido un encontronazo en las Eliminatorias en el duelo que finalizó 2-2 en Barranquilla y del que el argentino salió mal librado. Al respecto, Martínez señaló que "Yerry me escribió antes del partido con Chile, por Copa América, para ver si jugaba, si estaba bien de la cabeza. Quedó todo muy bien. Yo, después de atajar el penal, por los memes, y todo lo que probablemente pasó él en Colombia, le escribí diciendo disculpame, no te quise fanfarronear, fue cosa del partidoÉl me contestó todo muy profesional".

Para acabar la polémica, Emiliano Martínez concluyó:  "En la cancha se deja todo para ganar, se hace lo imposible para ganar. Yo hice lo posible para mi país y mis compañeros, de lograr ese objetivo. Vi el nerviosismo en ese momento y quedó ahí".