Árbitros fueron pillados pitando borrachos

Un hecho insólito sucedió en la Liga Checa de fútbol, durante un juego de la primera división que enfrentó al FK Pribram contra el Slavia de Praga. El compromiso se disputó este jueves.

Dos de los referís de aquel encuentro, cuarto árbitro Marek Pilny y el juez asistente reserva Jiri Jech, estuvieron borrachos mientras se disputaban los 90 minutos; afortunadamente para el fair play, no ingresaron al campo ni realizaron ninguna decisión arbitral.

"Pilny estaba visiblemente borracho desde el inicio del encuentro. Tuvo que luchar por mantener el equilibrio en la banda, se cayó y a veces corrió con el juez de línea, copiando sus movimientos. A los 10 minutos tuvo que ser retirado por un guardaespaldas y en el descanso, Pilny abandonó el vestuario y ya no regresó. "En el caso de Jech, éste también estaba bajo la influencia del alcohol y, según parece, hasta orinó durante el partido", dijo la federación checa en un comunicado.

Por su parte, Miroslav Pelta (presidente de la federación) declaró por su parte y de manera extra-oficial: "No estaban alegres, estaban borrachos. Han dejado de existir para nosotros". A continuación vea el video que ya es viral y, casi con total seguridad, les costará una sanción de por vida para ejercer cualquier actividad futbolística: