El acto de comerse el banano por parte de Dani Alves estaba planeado

Las imágenes que le dieron la vuelta al mundo y que muy seguramente pasaran a la historia donde Dani Alves, jugador del Barcelona, donde desde la tribuna le lanzaron un banano en símbolo de racismo y el jugador rápidamente al verlo, lo levanta de la grama y se lo come, se ha conocido que ya estaba planeado.


Cuenta el diario AS que Neymar y Daniel Alves estaban hartos de recibir insultos racistas en los estadios españoles. Juntos y con el ayuda del equipo de asesores de Neymar, encontraron una forma creativa de responder a los ataques racistas que son pan de cada día en los estadios de España.

Tras el partido contra el Espanyol, cuando Neymar fue víctima de gritos que imitaban a simios, el brasileño se reunió con su padre y sus asesores para discutir como contestar de manera contundente los actos de intolerancia.

Fue cuando surgió la idea de comer el próximo plátano que le tirasen desde la tribuna, algo que suele ocurrir costantemente. "Una acción vale más que mil palabras", explicó a la revista brasileña Veja el publicitario Guga Ketzer, socio de la agencia Loducca, que organizó toda la campaña da marketing lanzada desde Brasil tras el acto de Daniel Alves durante el partido contra el Villarreal. "Un gesto no necesita traducción y es lo que estamos viendo en toda esta respuesta viral alrededor del mundo. La idea era que Neymar comiera el plátano pero fue Alves y también servía".

Inmediatamente después de que Daniel Alves "iniciara" la campaña en Villarreal, el equipo de Neymar colgó su foto con el plátano en las redes sociales con la etiqueta #somostodosmacacos y la respuesta fue inmediata. Futbolistas y personalidades de todo el mundo adhirieron con imágenes similares, llegando hasta la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, que se manifestó contra los radicales que, hace años, dan mala fama a los estadios de España.


Con información de AS.com