5 momentos insólitos de la Copa América que deben saber

La Copa América es uno de los torneos más antiguos del mundo, con 99 años de tradición cuenta con historias y anécdotas que están almacenadas en los anaqueles de la memoria de cientos de fanáticos quienes a través del tiempo recuerdan con nostalgia estos hechos.

Sin embargo, existen momentos que no se pueden olvidar. Aquí están los cinco más memorables y que dejaron huella.

El país anfitrión casi queda eliminado por falta de jugadores

Durante la primera Copa América, en 1916, Argentina fue el país anfitrión. La selección albiceleste tenía sólo 10 jugadores, uno de ellos tuvo que ausentarse por enfermedad. Para la época todos los jugadores debían disputar el partido y si no estaban los once jugadores en la cancha el equipo quedaba eliminado. Una amarga experiencia para el combinado gaucho que estuvo a punto de quedar por fuera de la Copa al enfrentar en su segundo partido a Brasil.

40 días de regreso de la Copa América

La falta de movilidad en 1919 fue el principal obstáculo que sortearon los jugadores de la selección chilena para llegar a Río de Janeiro, Brasil, sede del Torneo Sudamericano de ese año.

Para llegar, viajaron en tren hasta Argentina y desde Buenos Aires emprendieron una travesía de varios días en barco hasta la ciudad sede, pero el principal inconveniente fue el regreso a casa, una tormenta de nieve cerró el cruce a través de los Andes dejando al onceno austral varados en Mendoza, Argentina, justo en la frontera con su país. Después de 40 días a lomo de mula y cruzando caminos muy peligrosos, la selección chilena pudo volver sana y salva a casa.

Brasil dice NO a los jugadores de color

Hacia 1922 Brasil era nuevamente anfitrión de la Copa América y para ese año el presidente del país, Epitácio Pessoa, prohibió que los hombres de raza negra jugaran tanto en la liga local de fútbol como en la selección brasileña dejando por fuera a Arthur Friedenreich, máximo goleador del torneo sudamericano en 1919. Esta medida es recordada como una de las más discriminatorias de la historia del fútbol.

Récord de penales errados

Martín Palermo, jugador y estrella de la selección argentina, fue quien protagonizó uno de los récords más penosos en la historia de la Copa América. En 1999 erró tres cobros desde el punto penal lo que significó para Argentina una contundente derrota 3-0 y para muchos una de las actuaciones más vergonzosas de la selección albiceleste.

Paraguay llega a las finales sin ganar

A punta de empates, así logró Paraguay en 2011 llegar a la final de la Copa. Lo hizo gracias a los encuentros que tuvo en la zona de grupos y al igualar el marcador contra Brasil en cuartos de final. Esto, llevó a la FIFA a hacer algunos cambios en la organización del Torneo para que esto no volviera a suceder.