Para nunca repetir: La insólita gira de la Selección Colombia por Asia en 1996

La selección Colombia, en su pasado, tuvo historias oscuras e insólitas que muchos no conocen o son muy poco recordadas porque van más allá de los resultados deportivos. Una de esas sucedió en la gira asiática a finales de noviembre del 96', algo que vino a mi mente desde el mismo momento que supe el doblete amistoso que realizaría la selección en medio oriente. El siguiente relato está basado en recortes de periódico que aún conservo y anécdotas que me contaron periodistas amigos que sufrieron aquello.

En esa oportunidad no eran Baréin y Kuwait los países a enfrentar, sino Tailandia y Corea del Sur, pero en similitud a los juegos de este marzo, la principal razón por la que se pactaron fue por el beneficio económico que le traerían a la Federación Colombiana de Fútbol. Efraín Pachón fue el hombre que gestionó tales compromisos, aprovechando la fama de un equipo que iba a aparecer cuarta en el ranking FIFA de diciembre (su mejor puesto histórico hasta la era 'Pékerman').

Hernán Darío 'Bolillo' Gómez era el técnico nacional en 1996, y para dicho doblete amistoso eligió una lista de jugadores absurda en todo sentido, donde no sólo se omitieron a todos los futbolistas de la generación dorada que participaron en el Mundial de Estados Unidos 1994 (con excepción de Wilson Pérez), sino que además los convocados, en su grandísima mayoría, no tenían experiencia con la 'Tricolor'; muchos de ellos únicamente se pusieron la camiseta amarilla en ese tour, como fue el caso de Alex Daza.

Tal vez el más sorpresivo de los nombres, en una lista ya de por si sorpresiva en extremo, fue el de Rubén Darío Velásquez, quien no había debutado aún profesionalmente. Además, René Higuita también fue llamado a pesar de que se había retirado del combinado nacional (decisión en la que recapacitaría luego); por esto y por problemas personales que lo habían hecho renunciar días atrás a Atlético Nacional, 'El Loco' rechazó la convocatoria, siendo Darío Aguirre quien lo reemplazaría.

Para completar, 'Bolillo' no viajaría con esa delegación, sino que lo haría Javier Álvarez, el estratega de la selección juvenil que participó ese año, sin pena ni gloria, en el Torneo Esperanzas de Toulon. Con ese grupo totalmente inexperto e improvisado, el combinado nacional tenía en mente partir una semana antes a Tailandia para enfrentar al combinado local.

Como no podía ser de otra forma entre tanta improvisación, justo antes de viajar se anunció la cancelación de estos partidos por no poder obtener el permiso de los jugadores convocados. Finalmente los duelos se disputarían, pero debido a la pésima planificación, los convocados iban a enfrentar a Tailandia en Bangkock un día después de realizar un viaje de 35 horas que incluyó escalas en París (Francia) y Frankfort (Alemania).

Dicho enfrentamiento arrancó en horas de la tarde para el cuadro local, pero de madrugada para los colombianos, quienes lógicamente seguían bajo los efectos del jet lag y el cansancio físico que produce un viaje tan largo. El resultado final sería una humillante derrota por 3-1 contra un equipo semi-profesional; John Mario Ramírez, de penal, fue quien descontó cuando el juego iba 3-0 tras 58'.

En el post-encuentro, los miembros de la delegación nacional culparon a un árbitro que estuvo a punto de ser agredido por Hugo Gallo. Con una lluvia de críticas encima, Colombia debía viajar a Seoul para enfrentar a la República de Corea; al llegar allí, en lugar de una recepción, pidieron una misa en español, algo que les fue otorgado por las directivas del combinado asiático.

Si lo sucedido en Tailandia fue vergonzoso, lo que pasó en Corea no se queda para nada atrás. Los de amarillo perdieron por 4-1 (todos los tantos en el primer tiempo), siendo Ricardo 'El Gato' Pérez el hombre que marcó el gol del descuento para poner las cifras 2-1 en ese momento. Quienes vieron dicho compromiso dicen que la cara de angustia de Javier Álvarez aquel día fue mucho más lamentable que cuando recibió el 9-0 por parte de Brasil en Londrina.

La recepción al país no pudo ser peor para esos jugadores que habían vestido la camiseta de la cuarta mejor selección del mundo, según FIFA, pero que jugó como una de las peores. Pachón fue el hombre que absolutamente todos los periodistas buscaron, pero este nunca puso la cara por lo sucedido con ese equipo 'fantasma', como aún algunos lo recuerdan.

El punto final a la historia, que fue entre risible y patético, lo puso el presidente de Colfútbol; Álvaro Fina. Solicitó a la FIFA que se eliminaran esos enfrentamientos del registro, escudándose en que el equipo que viajó fue Colombia "B"; esto lo hizo por temor a perder prestigio y caer en el ranking que hace el máximo ente del balompié mundial. En Suiza le concedieron medio deseo a Fina, ya que se borró el juego ante Tailandia, pero aún sigue figurando la triste derrota por goleada contra los coreanos.

Estos fueron los convocados por la selección Colombia a ese tour en Asia (noviembre de 1996):

Arqueros: Eduardo Niño y Darío Aguirre (en reemplazo de René Higuita).
Defensas: Diego Alzate, Robison Martínez, Brahaman Sinisterra, Osman López, Diego Osorio, Gustavo Restrepo, Oscar Cortés, Rafael Vásquez, Wilson Pérez y Víctor Marulanda.
Volantes: Alexander Orrego, Juan Guillermo Villa, Ancízar Valencia, John Mario Ramírez, Oscar Pareja, Rubén Darío Velásquez, Juan Carlos Niño, Fabián Barbosa, Giovanni Hernández, Bernardo Redín y Víctor Mafla.
Delanteros: Alex Daza, Walter Escobar, Hugo Gallo, Ramón Moreno y Ricardo Pérez.

Por Paolo Arenas Vásquez, especial para ComuTricolor
Twitter: @PaoloArenas