¿Para qué Superliga 2014? Si ya hay un Campeón

La Superliga Postobón se juega desde 2012 gracias a la idea que tuvo Ramón Jesurún, presidente de la Dimayor, de configurar un torneo especial en el que el ganador de la Liga jugara contra el de la Copa, como se hace en muchos países. Posteriormente se decidió que mejor se disputaría un título entre los dos campeones del año en un partido a ida y vuelta.

El objeto no fue muy deportivo que digamos en un principio, porque ganar la Superliga en las dos primeras ediciones no implicó realmente nada distinto para el vencedor, que ratificar lo que había ganado el año anterior. Fueron partidos amistosos, porque nada indicó que los campeones de la Superliga hubieran sido ‘más campeones’ que sus rivales. Es decir, Santa Fe no es más campeón que Millonarios en 2012, ni Nacional más campeón que Junior en 2011, pues todos estos equipos igual ganaron estrella y eso es lo que realmente importa en el Fútbol Profesional Colombiano.

La Superliga en últimas es un torneo que nació con un concepto netamente comercial: llenar los estadios en dos fechas durante la pretemporada y de paso generar buenos dividendos por derechos de transmisión en televisión.

Nada de eso tiene mayor discusión, no es el primer país en el que se hace; recordemos que Argentina tiene la Copa Campeonato de Primera División que disputan los ganadores de Torneo Inicial y Torneo Final. Ellos sin embargo, disputan cupo inmediato a Sudamericana y Libertadores.

Justamente y de acuerdo una vez más al gusto por adoptar modelos argentinos que tienen los organizadores del fútbol en Colombia, la Superliga 2014 entregará también un cupo a Copa Sudamericana. Esto no está mal, ni más faltaba, pues al menos se jugará por algo, lo que sí no tiene sentido alguno, es que se vaya a disputar el torneo cuando Atlético Nacional ganó las dos ligas del año.

¿Qué seriedad puede tener un trofeo que en su tercer año de edición ya no cumple con el requisito original? Si gana Deportivo Cali ¿será entonces ‘supercampeón’ del Fútbol Colombiano a pesar de que al que vence es al bicampeón de la liga que sí da estrella?

Es más, si pensamos en la idea original de enfrentar al campeón de la Liga con el de la Copa, tampoco sirve porque igual es Atlético Nacional por partida doble. Este título debería ser entregado por defecto al equipo que gane las dos ligas del año, no hace falta jugar lo innecesario simplemente por razones económicas.

¿Acaso no es claro que el segundo de la reclasificación este año es el segundo en todo y punto? Ya hay un ganador y el cupo a la Sudamericana que quieren otorgar deberían jugarlo a una llave de ida y vuelta entre los dos subcampeones del año. Que al menos ser segundo en un torneo en Colombia sirva por primera vez para algo.

Por: Iván Bahamón Vásquez, para Golgolgol.net