Jugador colombiano es demandado por lesiones personales

Johan Arango, hermano de Paulo César, vive un gran momento deportivo a pesar de los malos resultados obtenidos por su club, el eliminado Once Caldas. Pero en el plano personal lo está pasando mal debido a una demanda que le pusieron por lesiones personales.

Este martes Arango perdió su celular de alta gama en un parque temático de Manizales, llamó a su número para ver si alguien contestaba y un adolescente de 17 años le respondió; quedaron de encontrarse en un sitio para recuperar el móvil. Hasta esta parte, las dos versiones están de acuerdo.

Las diferencias en la historia vienen a continuación. Según la madre del menor, Johan llegó al lugar del encuentro (el barrio Alta Suiza) acompañado de un amigo y le dieron una golpiza a su hijo que lo dejó en el hospital por torceduras en la columna cervical.

Mientras tanto, el futbolista dice que el celular no se le cayó sino que se lo robaron y reconoció que en el encuentro hubo una serie de forcejeos, pero no golpes, ya que el joven que quería era dinero. Tanto la madre del presunto agredido, como el futbolista, presentaron demandas; ella por lesiones personales y él por extorsión.