Ivan Mejía: "En la Dimayor suenan tambores de guerra"

Así abre la columna de opinión del reconocido periodista Ivan Mejía para el diario El Espectador, refiriéndose a un tema que ha sido muy nombrado en el fútbol local los últimos días, el denominado grupo del G-8, integrado por varios de los clubes más poderosos que integran la Dimayor.

El motivo del escrito de Mejía se debe a que en los próximo días habrá asamblea general de clubes de la Dimayor y todo apunta a que estará candente, entre los presidentes de los equipos, hay dos grupos, uno conformado por 8 adinerados clubes del rentado nacional y el otro por 28 clubes, los denominados 'chicos'.

"Mientras el país piensa en paz, en la Dimayor suenan tambores de guerra. La asamblea general de clubes que se cumplirá esta semana está precedida por virulentas declaraciones de lado y lado y el ambiente no es para nada cordial y conciliatorio. Esa reunión puede terminar muy mal", advierte en su columna.

Respecto al G-8, piensa que los dirigentes que presiden este grupo son, "Personas que creen que por tener dinero pueden poner condiciones y cambiar los moldes", refiriéndose a Nacional, Júnior, Cali, América, Medellín, Tolima, Once Caldas y Millonarios.

Según Ivan, este grupos quiere cambiar varias cosas de la Dimayor, pasando por encima de la democracia que se maneja en Dimayor, "a las buenas o a las malas", básicamente piden cambios en la repartición de los derechos de televisión, el sistema del campeonato, el sistema del descenso, la constitución de las autoridades de la Dimayor, poniendo una junta directiva en lugar de un presidente.

Asegura que ninguno de los 28 equipos que están del otro lado van aceptar ninguna de las propuestas que propone el G-8, aprovechando el plus que tienen por el dinero y la audiencia en el FPC, "Lamentablemente para ellos, las normas y la legalidad están a favor de los otros 28, que no van a aceptar ninguna de sus propuestas por una razón: no nacen de un consenso, de una conversación amigable, de un pacto de mayorías. Nacen de una amenaza de escisión, de ruptura, y a la hora de contarse, 28 son más que 8".

Con total seguridad Mejía afirma que este pequeño grupo de poderosos será el perdedor, "Van a salir mal librados los del G8. Les van a quitar los pocos pesitos de más que se ganan por la televisión y los van a poner en las mismas condiciones que los pobres a la hora de inscribir nóminas", aseguró.

La asamblea esta programada por el próximom artes 27 de septiembre, habrá que esperar que termine ocurriendo y si finalmente todo lo que describe Ivan Mejía se termine volviendo realidad.