Resultados de las investigaciones de la Fiscalía sobre irregularidades en el fútbol colombiano

Estos son los primeros resultados de las investigaciones de la Fiscalía sobre irregularidades en el fútbol colombiano y el intento de soborno.

Después de muchas semanas en las cuales no se tocó el tema, el pasado martes las autoridades se pronunciaron sobre esta situación. Ya se han revelado los primeros resultados de las investigaciones de la Fiscalía sobre irregularidades en el fútbol colombiano y la relación con supuestos apostadores que habrían intentado interferir en el desarrollo de los juegos.

Por medio de un comunicado se confirmaron un par de nombres de personas inmiscuidas, detalles de dinero, formas de actuar y otras informaciones de lo que se estaba intentando cambiar desde afuera. En este primer caso publicado un supuesto apostador contactó a un jugador del Deportes Quindío para que este interviniera ante un jugador del Pasto y así obtener lo que necesitaba para ganar dicha apuesta ilegal, que era una expulsión.

Reporte de las investigaciones de la Fiscalía sobre irregularidades en el fútbol colombiano

Así lo informó en el mencionado comunicado oficial del ente investigador:

“… el apostador Diego Jaramillo, quien habría ofrecido diez millones de pesos ($10.000.000) para que por intermedio del jugador del Deportivo Quindío, Francisco Navas, fuera contactado el integrante del Deportivo Pasto, Félix García, y se produjera un resultado que favorecería al apostador”

“El objetivo del contacto era convencer al jugador del equipo nariñense para que en el marco de un partido contra Cortuluá el 3 de febrero de 2017, se hiciera expulsar en pleno juego del Torneo Profesional Colombiano y, de esta forma, asegurara un resultado a favor del hombre que ofrecía el dinero, quien había realizado una apuesta a través de internet, sobre la pretendida expulsión”

Por fortuna y destacando esta situación, el jugador del club nariñense rechazó la propuesta que le llegó por medio de mensajes de texto y comunicación escrita vía celular, después informó al máximo directivo del club sobre esta situación y al final se llegó a las instancias legales para que se produjera este pronunciamiento.

¿Y ahora, qué pasará?

Jaramillo y Navas se podrían enfrentar a una acusación por el delito de corrupción privada, expresado en el artículo 250A del Código Penal. De ser hallados culpables, se enfrentarían a cargos de prisión de 4 a 8 años de cárcel, y a multas desde 10 a 1000 salarios mínimos (entre $7'370.000 y $737 millones).

La cooperación de la Fiscalía y la Dimayor para expulsar a los apostadores en el fútbol colombiano muestra así sus primeros frutos. El pasado 10 de agosto, el fiscal Néstor Humberto Martínez y el presidente de la Dimayor, Jorge Perdomo, se reunieron para comparar las denuncias sobre el presunto amaño de partidos en el Fútbol Profesional Colombiano.

A pesar de esto, Martínez pidió que se tipificaran las conductas de corrupción privada a organizaciones deportivas de manera específica. Esto permitiría a las autoridades contar con más armas para poder castigar a quienes intentan alterar para su beneficio los eventos deportivos en el país y este resultado de las investigaciones de la Fiscalía sobre irregularidades en el fútbol colombiano da buenas señales de lo que puede venir.

>>Más novedades del FPC en ComuTricolor<<