Futbolista colombiano fue suspendido dos años por positivo en doping

El mediocampista nariñense, que presta sus servicios para el Atlético Huila, Eliser Quiñónes fue suspendido por dos años por la Dimayor este martes tras ser encontrado culpable de dopaje por una sustancia prohibida. Al futbolista se le realizó la muestra el pasado 9 de abril y dio positivo en Sibutramina, “sustancia específica del grupo de los estimulantes (S.6), la cual se considera prohibida para los deportistas” indicó el comunicado emitido por la Dimayor.

Tanto la muestra como la contramuestra, tomada por la Organización Nacional Antidopaje, evidenció la presencia del componente prohibido, el cual está incluido dentro de la Lista de la AMA (Agencia Mundial Antidopaje).

“Según los artículos 14 del Reglamento Antidopaje de la FIFA y 116 literal a) del Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol, la suspensión impuesta por el uso de Sibutramina será de 2 años, a menos que el implicado exponga razones suficientes y veraces para disminuir su responsabilidad”, publico en el comunicado la Dimayor.

También le recordó a los futbolistas, “todo deportista es responsable de asegurarse que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo, el dopaje no es un asunto que únicamente preocupe a las organizaciones deportivas, también a los Estados, una muestra de ello es la adopción por parte de Colombia de la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte, aprobada por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, en París, el 19 de octubre de 2005.

La imposición de sanciones en materia de dopaje, responde a los postulados universales de Fair Play y a los objetivos trazados por la FIFA, los cuales están orientados a preservar y defender la ética deportiva, proteger la integridad física y síquica de los jugadores, y ofrecer igualdad de oportunidades a todos los competidores”.

El jugador todavía cuenta con la posibilidad de interponer recursos, para apelar dicha sanción que en casos del pasado a lo máximo que puede aspirar es en una rebaja de la sanción.