Acusan a Sebastián Viera de causar daños en el Estadio del Deportivo Cali

En lo que fue sin duda el mejor partido de la Liga Águila en lo que va del año, el Deportivo Cali superó por 3-2 al Atlético Junior con un gol marcado a los 95 minutos. Tras esto, el portero Sebastián Viera habría reaccionado de mala manera en el camerino.

Los barranquilleros, que terminaron el encuentro con 8 jugadores (producto de 3 expulsiones), y a quienes les sancionaron dos penales en contra (uno a los 93 minutos que derivó en el gol decisivo), terminaron muy molestos con el arbitraje y se desahogaron en el vestuario visitante del estadio de Palmaseca.

Si bien para la gran mayoría del periodismo el arbitraje fue correcto, el guardameta 'Rojiblanco', Sebastián Viera, no lo habría entendido así.

Esta no es la primera vez que estos ataques de rabia suceden en el balompié colombiano. Sin duda el caso más recordado lo protagonizó Mario Vanemerak (en este entonces técnico de Millonarios), cuando destruyó a puño limpio un calentador de acero en el estadio La Libertad de Pasto.

Vea las imágenes de como quedó el vestuario visitante del estadio del Deportivo Cali, cortesía del periodista deportivo "Chalo" Hernández: