Estadio del fútbol colombiano tendría una maldición

Otro episodio insólito se registra en el fútbol colombiano tras los cientos que han surgido a lo largo de la historia. Un estadio de la primera división colombiana habría estado maldito desde su construcción y por eso el club local jamás habría podido ganar una estrella.

La referencia es para el Plazas Alcid de Neiva, donde hace de local el Atlético Huila. Durante la actual remodelación que se le realiza al escenario deportivo, se encontró enterrado un frasco que contenía cuatro muñecos de fútbol, una jeringa con un líquido rosado, un dado, una hoja con el nombre del club y un billete de un dólar.

Al parecer esto sería un acto de brujería que le habría impedido conseguir un título profesional a los 'Opitas', quienes han estado cerca en 2007 y 2009, perdiendo finales en esos años ante Nacional y Medellín. Así mismo las obras de remodelación tuvieron que ser detenidas tras dos incidentes, uno con consecuencias casi fatales.

Por si fuese poco, el Atlético Huila ahora disputa sus encuentros de local en el estadio Centenario de Armenia y allí registró un anti-record para el balompié nacional durante el pasado sábado. Apenas 8 personas pagaron para ver su juego ante Alianza Petrolera, siendo esta la peor taquilla de la historia.