En Video, Once Caldas en el torneo amistoso más importante del mundo

El ganar la Copa Libertadores del año 2004 le significó muchos beneficios al Once Caldas, entre ellos el ser invitado a la Copa de la Paz 2005 que se disputó durante el mes de julio. Por su organización y premios económicos, era considerado el torneo amistoso más importante del mundo.

La edición de ese año se llevó a cabo en Corea del Sur, donde los clubes gozaron de la infraestructura dejada por el Mundial 2002. Tan apetitiva resultó esta competición para el 'Blanco-Blanco', que inclusive aplazó par de fechas del rentado nacional para poder participar, a pesar de que al volver a Colombia competiría con menos energías, tiempo de descanso y un gran jet lag.

Otro toque adicional lo puso la marca deportiva Adidas, quien les diseñó una camiseta azul oscura exclusiva para dicha competición (no volvió a ser vista). En el sorteo le correspondió el Grupo A, donde de cuatro equipos únicamente avanzaba el primero; allí enfrentaría primero al Olympique Lyon (Francia), al PSV Eindhoven (Holanda) y al Seongnam Ilhwa (Corea del Sur).

En su debut ante el 4 veces consecutivas campeón francés (serían 7 títulos al hilo), los manizaleños igualaron 1-1. Elkin Soto los había puesto arriba en el marcador, pero Mahamadou Diarra igualó las cosas.

Posteriormente jugarían contra el dos veces consecutivas campeón holandés, con el cual empatarían 0-0 en juego donde, por cantidad y claridad de opciones, merecieron ampliamente el triunfo.

Finalmente los colombianos derrotarían en la última fecha a los locales por 1-0. Como Lyon y PSV igualaron entre si, y ambos habían vencido al Seongnam Ilhwa por 2-1, el equipo francés sería quien avanzaría por mayor cantidad de goles a favor.