¿Por qué es tan alto el costo de arrendamiento del estadio El Campín?

Aunque parezca una pelea sin bases y con poco por ganar para la afición, el alto costo de arrendamiento del estadio El Campín es una de las razones por las cuales es tan caro ir a los encuentros de los clubes capitalinos. Aunque el estadio principal de Bogotá ha sido remodelado para el Mundial Sub-20 de 2011, no ofrece lo que otros estadios del país sí dan al público, pero a los clubes les cobra un precio mucho más alto.

Pero este cobro no se da sin razón, ya que este sobrecosto en el precio de alquiler al Distrito tiene que ver directamente con los impuestos que los equipos bogotanos deben pagar a la Administración. El principal inconveniente tiene que ver con el arriendo; los clubes bogotanos tributan cerca de 7 millones de pesos por partido al IDRD, por la renta del establecimiento deportivo. Estos valores son para los juegos televisados y con público, que en su mayoría lo son, según un informe que expuso WIN Sports en la jornada del miércoles.

La periodista Camila Espinosa, del canal citado, reveló que los impuestos de arriendo para Millonarios y Santa Fe son cercanos al 11% del recaudo total de taquilla que tienen los equipos en partidos de alta concurrencia. Para contrarrestar esto, Millonarios toma la medida de aumentar el valor de las entradas para los asistentes, así como el valor de los abonos. El club albiazul es, junto a Atlético Nacional, de los que más cobran para el espectáculo del fútbol, aunque los resultados deportivos no sean similares.

Sobre este tema el presidente de Millonarios, Enrique Camacho, explicó que ocurre por el costo de arrendar el escenario, además de pagar servicios públicos extra, algo que no sucede en otras ciudades. Además, su queja pasa porque el alquiler se hace de manera restringida, a pesar de que le toca abonar el total de la cuota.

“Bogotá tiene el estadio más pequeño de las grandes ciudades, caben 33 mil personas, entonces fuera de que tenemos un estadio pequeño, nos toca tener boletería cara y no tenemos control de palcos, ni de comida, ni puntos de venta. No podemos hacer eventos para los partidos ni tener música. Es como alquilar una casa, pero no poder usar la cocina. Aunque estoy pagando la totalidad del arrendamiento”
  • ¿Por qué es tan alto el costo de arrendamiento del estadio El Campín?

Sobre este tema, el IDRD le respondió al directivo afirmando que no están por fuera de lo correcto y que ese monto se pactó durante la administración de Gustavo Petro, en 2013. Iván González, subdirector de parques del IDRD, asegura que desmontar estos acuerdos conllevaría una investigación exhaustiva e incluso procedimientos penales al gobierno Peñalosa, por eso no se cambia y se mantiene el costo de arrendamiento del estadio El Campín.

“Nosotros llegamos con unas tarifas preestablecidas. Llegar a desmontar eso implicaría investigaciones de índole penal y fiscal. ¿Quién se arriesga a hacer estas deducciones cuando no hay una justificación?”

Además se debe sumar al precio del alquiler, también el pago de los servicios; Por ejemplo el fluido eléctrico tiene un costo de cerca de 3 millones de pesos por partido. Y aunque los clubes alquilan el estadio con el 11% de lo que generan las taquillas, los puestos de comida son rentados por aparte. Su alquiler va desde 2,2 millones de pesos, a 6,6. Bajo estas consideraciones, González recuerda a los clubes que:

“No hay que olvidar que ellos son parte de Bogotá, pero son empresas privadas y como tal tienen que organizar sus eventos con todos los permisos correspondientes. No porque me llamo Millonarios o Santa Fe significa que pueden hacer lo que les dé la gana”

Millonarios asegura que en el último clásico en que enfrentó a Santa Fe, con alta concurrencia de público, debió cancelarle al distrito más de 200 millones de pesos en impuestos.

En otras plazas del país esos valores oscilan entre los 10 y 20 millones de pesos por juego, por eso surge la pregunta de las razones que hay para que sea tan alto el costo de arrendamiento del estadio El Campín. Millonarios y Santa Fe han mostrado voluntad en construir un escenario deportivo propio, así como el Deportivo Cali, pero todo se ha quedado en proyectos y por eso el que termina pagando esta dinámica de fútbol en Bogotá es el hincha.

Con información de Publimetro Colombia (Periodista: Román Gómez)

>>Más notas y datos del FPC en ComuTricolor<<