El día que Colombia le dijo no a ser sede de un Mundial de fútbol

Corría el año 1974 cuando la FIFA le otorgo el privilegio a Colombia como país de ser la sede un Mundial de fútbol, para que albergar la competencia en el año 1986, o sea le asigno la sede 12 años antes de la fecha en la que se jugaría dicho Mundial.

Para todos fue motivo de orgullo lograr ser la sede de un Mundial y se pondría en marcha el plan de trabajo para que Colombia llevara acabo las exigencias de la FIFA en materia de infraestructura en el país.

Para el año 1981 ya se iba acercando la fecha del Mundial que se jugaría en 1986 y Colombia aun no tenia claro como iba a desarrollar la cita orbital, el gobierno y el congreso no lograban ponerse de acuerdo y escoger la fórmula de financiación más adecuada para el Mundial, para así sancionarla como Ley de la República, ya que la FIFA comenzaba a presionar a Colombia para que diera muestras de que si iba realizar el Mundial brindado todas las garantías.

Finalmente el gobierno y el congreso nunca lograron ponerse de acuerdo para dicha ley y la organización del Mundial tuvo un giro inesperado, paso a manos de la empresa privada que se comprometió con sus aportes a desarrollar el evento, cosa que tan pronto la FIFA se entero, le recordó al gobierno que el apoyo de su parte no podía ser únicamente 'moral' si no que el Estado colombiano estaba en la obligación de aportar económicamente en buena parte para llevar acabo el Mundial, en ese momento comenzaron los problemas.

La presión que ejerció la FIFA, además con muchos poderes detras de ellos que buscaban quitarle el Mundial a Colombia se comenzaron a sentir, en 1982 la FIFA redacto una lista con una serie de exigencias para Colombia llevará acabo y así poder cumplir con el Mundial

Las exigencias eran las siguientes:

12 estadios con capacidad mínima de 40.000 personas para la primera fase.
4 estadios con capacidad mínima de 60.000 personas para la segunda fase.
2 estadios con capacidad mínima de 80.000 personas para el partido inaugural y la final.
– La instalación de un centro de comunicaciones en Bogotá.
– Congelamiento de las tarifas hoteleras para los miembros de la FIFA a partir del 1 de enero de 1986, entre otros.
– La emisión de un decreto que legalizara la libre circulación de divisas internacionales en el país.
– Una robusta flota de limusinas a disposición de los directivos de la entidad.
– Una red de trenes que permitiera comunicar a todas las sedes.
Aeropuertos con capacidad para el aterrizaje de aviones tipo jet en todas las sedes.
– Una red de carreteras que permitiera el fácil desplazamiento de la afición.

Esto era algo imposible para el país en dicho momento por lo cuál de inmediato el Gobierno Nacional en cabeza del presidente Belisario Betancur, anunció oficialmente la renuncia de Colombia a organizar el Campeonato Mundial de Fútbol de 1986. el día que aviso al mundo la declinación de Colombia dijo, "Aquí en el país tenemos muchas cosas que hacer y no hay tiempo para atender las extravagancias de la FIFA y sus socios". lo que acababa con la ilusión de ser por primera vez sede del máximo evento deportivo del Mundo, para Betancur y su Gobierno habían temas internos de mayor importancia que realizar el Mundia.

Por primera vez en toda la historia de los Mundiales un país después de haberle sido asignada la sede, le dijo no a organizar el Mundial, finalmente la FIFA le entrego la sede del Mundial de 1986 a México el cual acepto, sin ningún problema.