La primera columna de Carlos Queiroz sobre COVID-19 y fútbol

Ya se había anunciado que el DT de 'la Tricolor' iba a empezar a escribir para un medio nacional.

Cortesía, FCF

Aunque con resistencia de un sector, indiferencia de otro y alegría para sus seguidores, el técnico nacido en Mozambique y de nacionalidad portuguesa colaborará con el Diario El Espectador. Así lo revelaron el pasado 14 de mayo y ahora ya se publicó el texto de la que sería la primera columna de Carlos Queiroz sobre COVID-19 y fútbol.

La federación Colombiana de fútbol dio a conocer el texto, pero no detalló si será finalmente el que aparecerá en la versión del reconocido medios escrito. Lo único que se entiende es que tendrá por lo menos 2 partes y esta es la primera.


La primera columna de Carlos Queiroz sobre COVID-19 y fútbol

Con el título "Lo que el virus se llevó, el día después", el técnico del equipo nacional de mayores se expresa y deja su punto de vista de esta particular situación:

"Todo en la vida tiene etapas de ascenso y desarrollo, de estancamiento o incluso de declive. El hombre, con sus cambios y adaptaciones, sabiduría y preparación, siempre ha logrado mejorar y progresar continuamente.

Con nuestras múltiples diferencias y preocupaciones, hoy nos enfrentamos a un enemigo común a escala universal, enmascarado por la incertidumbre y la imprevisibilidad. En consecuencia, estamos viviendo una crisis sin precedentes a nivel mundial, que cuestiona la supervivencia y la sostenibilidad del fútbol.

Rápidamente, pasamos de un mundo en el que parecía que sabíamos todo, o casi todo, a otro donde parece que no sabemos nada o casi nada y donde ha ocurrido lo impensable e inimaginable.

Están equivocados aquellos que piensan y actúan con la convicción de que todo terminará pronto, que será posible, uno de estos días, encender la luz y que, en un paso mágico, todo se ilumine y renazca, como si nada hubiera sucedido, nada esté sucediendo o se vuelva a repetir.

De lo que no debe haber dudas es que nos enfrentamos a una nueva y dolorosa "realidad" y que después de este tsunami, lo más probable es que poco o nada vuelva a ser como antes.

De un vistazo, el fútbol perdió el control de su destino y sus mecanismos de éxito, quedando rehén de la salud y la economía.

Con poco margen de maniobra y error, el fútbol se enfrenta a un gran desafío de madurez y resiliencia. El caos instalado requiere enormes sacrificios de todos, así como difíciles y valientes "decisiones extraordinarias", que permitan la reanudación del poder de decisión y salvar en primera instancia las competiciones y los clubes.

El fútbol debe comenzar por adoptar inevitablemente una nueva y diferente forma de pensar y actuar, más "innovadora, solidaria y global"."

View this post on Instagram

‪"Lo que el virus se llevó, el día después" por @carlosqueiroz_ Parte I.‬ Todo en la vida tiene etapas de ascenso y desarrollo, de estancamiento o incluso de declive. El hombre, con sus cambios y adaptaciones, sabiduría y preparación, siempre ha logrado mejorar y progresar continuamente. Con nuestras múltiples diferencias y preocupaciones, hoy nos enfrentamos a un enemigo común a escala universal, enmascarado por la incertidumbre y la imprevisibilidad. En consecuencia, estamos viviendo una crisis sin precedentes a nivel mundial, que cuestiona la supervivencia y la sostenibilidad del fútbol. Rápidamente, pasamos de un mundo en el que parecía que sabíamos todo, o casi todo, a otro donde parece que no sabemos nada o casi nada y donde ha ocurrido lo impensable e inimaginable. Están equivocados aquellos que piensan y actúan con la convicción de que todo terminará pronto, que será posible, uno de estos días, encender la luz y que, en un paso mágico, todo se ilumine y renazca, como si nada hubiera sucedido, nada esté sucediendo o se vuelva a repetir. De lo que no debe haber dudas es que nos enfrentamos a una nueva y dolorosa "realidad" y que después de este tsunami, lo más probable es que poco o nada vuelva a ser como antes. De un vistazo, el fútbol perdió el control de su destino y sus mecanismos de éxito, quedando rehén de la salud y la economía. Con poco margen de maniobra y error, el fútbol se enfrenta a un gran desafío de madurez y resiliencia. El caos instalado requiere enormes sacrificios de todos, así como difíciles y valientes "decisiones extraordinarias", que permitan la reanudación del poder de decisión y salvar en primera instancia las competiciones y los clubes. El fútbol debe comenzar por adoptar inevitablemente una nueva y diferente forma de pensar y actuar, más "innovadora, solidaria y global". CQ

A post shared by Selección Colombia (@fcfseleccioncol) on


Aunque no se sabe si será la colaboración para el Diario El Espectador, la primera columna de Carlos Queiroz sobre COVID-19 y fútbol muestra que está preocupado y pensando en el futuro del balompié a nivel mundial. Esperemos que también se vea reflejado con 'la Tricolor' en el campo y cuando se deba salir por los puntos.

>>Más novedades de la selección Colombia en ComuTricolor<<

¡Desde ya dejó su postura, para que después no afecte en trabajo de 'LA TRICOLOR'!
"Que esto no se le vaya a volver un búmeran y se le estrelle en la frente"

Posted by Comutricolor on Friday, May 15, 2020