Audio: Miguel Murillo explicó ausencias en entrenamientos de Águilas Doradas

En una entrevista el delantero se desahogó y justificó sus polémicas acciones.

Tomado del Twitter de Águilas Doradas de Rionegro

El 4 de noviembre de 2020 el dueño del equipo antioqueño expresó a través de Twitter su preocupación porque el delantero vallecaucano no se había presentado a las más recientes prácticas del club y, después de que él 'apareció' en sus redes sociales, le lanzó fuertes críticas. Como una respuesta al directivo, Miguel Murillo explicó ausencias en entrenamientos de Águilas Doradas de Rionegro y reveló los maltratos que él considera ha recibido en el club.


Audio: Miguel Murillo explicó ausencias en entrenamientos de Águilas Doradas

El delantero dio una entrevista al programa 'El Vbar' de Caracol Radio, en la que empezó 'expresando' su molestia por los maltratos que ha recibido en el club. Sin embargo, reconoció que cometió errores, pero recordó que los aceptó y asumió sus consecuencias:

"La verdad es que esto ha sido una situación muy incómoda porque es un problema que viene hace mucho tiempo, porque llevo aquí dos años y han sido muy difíciles. 

No he podido ejercer mi labor de jugador como yo me lo merezco, como lo he hecho en otros equipos y la verdad esto es algo que viene de muy atrás.

Me he sentido muy maltratado tanto económicamente, como moralmente.

La verdad han sido muchas cosas y hace rato venía tomando la decisión de decirle a la junta directiva que no quería seguir más aquí en el club y que tomáramos una decisión pronto, porque ya llevo dos años sin poder competir como lo puedo hacer.

En su momento cometí un error… Hace año y medio, que llegué al club, me equivoqué y después lo asumí con personalidad, me senté con la presidenta del club y acepté mi error.

Me dijeron que había cometido un error, que si quería volver a jugar tenía que bajarme un poco el sueldo. Lo hice, me comprometí con el equipo, conmigo mismo, empecé a hacer las cosas diferente y a entrenarme para poder tener la oportunidad de jugar. Porque es que ya va mucho tiempo sin tener la oportunidad de jugar como debe ser. 

Muchas veces me han sacado, me ha tocado entrenar por fuera, separado.

Cuando el torneo paró, empecé a entrenar otra vez con el equipo y empecé a comprometerme y a decirme que tenía que jugar ya, porque prácticamente llevaba un año medio sin competir.

Han pasado muchas cosas y la verdad me he sentido maltratado, hay muchos partidos en los que no he tenido la oportunidad de jugar, mientras yo con el club he actuado de buena fe y cuando me equivoqué asumí mi error"

Después de contar la situación que vive hace casi dos años, Miguel Murillo explicó ausencias en entrenamientos de Águilas Doradas:

"Lo que sucedió fue una decisión que tomé de irme y no volver, me vi obligado a hacerlo porque me he sentido muy mal.

Me he sentido muy desmotivado y lo que hice lo había hablado con mi familia, fue una decisión que tomé porque son casi dos años en los que no he podido competir, jugar, ni marcar goles. 

Desde que llegué, si he jugado diez partidos, es mucho. Entonces puedes darte cuenta de que es algo muy difícil para mí y también para mi familia. Es algo incómodo y hay muchas cosas que la gente no sabe. 

Ahora pasa esto, que yo le diga al club, que no quiero volver, que me siento mal e incómodo.

Y listo, falté dos días, pudo no ser la mejor decisión, de pronto, es cometer un error. 

Pero sentí que tenía que tomarla porque me he sentido muy mal y tengo decidido irme y no volver más, hasta que me digan – vea Miguel, sentémonos, arreglemos, aquí están sus papeles y arreglemos por las buenas-.

Hasta ahora no ha pasado, siempre he recibido maltratos, me han suspendido dos o tres meses y me quitan la plata"

La conversación llevó a que el vallecaucano 'estallara' contra José Fernando Salazar, dueño del club, quien lo criticó fuertemente a través de su cuenta oficial de Twitter:

"Yo publico una foto con un amigo que está de cumpleaños y normal, como a la media hora veo un comunicado que dice que este jugador es un sinvergüenza que anda en Cali de fiesta y que anda con Arango. Un amigo que no tiene nada que ver y nombran a Arango, un jugador que está en otro país.

Entonces veo esa publicación y yo digo -pero es que es una foto vieja y yo tengo pruebas de que es una foto vieja-.

Me doy cuenta de que una publicación de esas es como querer manchar mi nombre, es una mala intención"

Para concluir, luego de que Miguel Murillo explicó ausencias en entrenamientos de Águilas Doradas, expresó que ya se presentó en las instalaciones del club para pedirles que den por finalizado su vínculo laboral:

"En su momento me equivoqué , pero recibía sanciones muy fuertes. Por ejemplo el año pasado recibí una sanción de tres, casi cuatro meses, sin pago, sin poder competir, incluso sin poder entrenar.

Me queda un año completo, el que viene. Sigo perteneciendo a Águilas, me presente al club, le manifesté al profe, hablé con el gerente y le manifesté que necesitaba una reunión urgente con las directivas para que por favor llegáramos a un acuerdo"

*Escuchar a partir del minuto 38:55

Escucha VBar Caracol (06/11/2020 – Tramo de 14:00 a 15:00) en Caracol Radio


Ahora que Miguel Murillo explicó ausencias en entrenamientos de Águilas Doradas de Rionegro hay un poco más de claridad en la situación, pero el problema entre el club y el jugador es evidente y no parece tener una solución diferente a la terminación del vínculo laboral. Habrá que esperar para que desde el equipo paisa, o el mismo José Fernando Salazar, se pronuncien respecto a las declaraciones del delantero vallecaucano.

>>Más novedades del FPC en ComuTricolor<<