La historia de los colombianos en el Real Madrid

Ya son cinco los jugadores colombianos que han pasado por el equipo blanco de Madrid, dos de ellos en el equipo principal y los restantes en las divisiones menores. El primero fue el 'Coloso de Buenaventura', Freddy Rincon y luego Edwin Congo. En la actualidad el delantero nacido en Pasto Nariño, Juan José Narváez y el lateral derecho Rubén Darío González, hacen parte de las divisiones menores del club merengue y el ultimo en unirse recientemente, James Rodríguez.

El primer colombiano en vestir la camiseta del Madrid, fue Freddy Eusebio Rincón Valencia. Este vallecaucano nació en Buenaventura el 14 de agosto de 1966. Siempre jugó de medio campista pero tenia una gran facilidad para encontrar el gol. Se recuerda por su despliegue físico y buena técnica con el esférico. Fue parte de la gran generación del fútbol colombiano entre los años 80 y 90, junto a Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, Faustino Asprilla, Adolfo ‘El Tren’ Valencia, René Higuita entre muchos otros.

Sus inicios en el fútbol profesional comenzaron en Independiente Santa Fe en el año de 1986. Luego de pasar por clubes como el América de Cali, Palmeiras de Brasil, Napoli de Italia, finalmente llegó al Real Madrid.

El club blanco de España le pagó al grupo Parmalat cuatro millones de dólares por su pase. El técnico Jorge Valdano lo hizo debutar en el duelo de Supercopa de España contra el Deportivo. Ese día recibió buenos comentarios.

‘El coloso de Buenaventura’ tenía un problema, existían cinco extranjeros en la plantilla del Real Madrid: Redondo, Esnaider, Zamorano, Laudrup y él. Valdano sólo podía utilizar cuatro foráneos, así que la competencia empezó a quitarle minutos. Además, la mala campaña del Madrid lo encontró como un ‘chivo expiatorio’ y la fanaticada del Santiago Bernabéu se llenó de grafitis racistas en su contra.

Así terminó el paso de Rincón por el club madridista, volvió a Brasil donde se convirtió en leyenda para Corinthians, pues conquistó el primer Mundial de Clubes de la historia del club brasilero.

El segundo nacional en vestir la camiseta del Madrid fue Edwin Arturo Congo Murillo, odontólogo de profesión. Nació en Bogotá el 7 de octubre de 1976, jugó de delantero, también es nacionalizado español. Su debut en el fútbol profesional colombiano fue en el Once Caldas y en el año de 1999 fue transferido al Real Madrid por cerca de cinco millones de euros.

Gracias a esta cifra se convirtió en la segunda venta más cara de la historia del fútbol colombiano en ese entonces. Ese record lo ostentaba Víctor Hugo Aristizábal comprado por el Valencia de España.

Su paso fue fugaz. En Once Caldas fue un ‘crack’ pero en el Real Madrid no funcionó. Fue cedido al Victoria Guimaraes portugués y luego llegó al Tolouse francés. Posteriormente pasó por al Levante y de ahí al Sporting Gijón, en este último marco once goles.

En el 2002 regresó al club madrileño a buscar una segunda oportunidad, pero esta nunca llegó. En esta temporada el Real Madrid conquistó la Champions League, Congo nunca jugó ni un minuto. Pero si celebró el tituló madrileño.

El tercer Colombiano es un juvenil crack, se llama Juan José Narváez, primero estuvo haciendo pruebas a Inglaterra con el Tottenham. Les gustó el talento de Juanjo, pero por no haber sido parte de la selección nacional y no tener pasaporte comunitario, no pudo quedarse.

En ese momento volvió a entrenamientos con el Deportivo Pasto. Sin embargo, al poco tiempo regresó a Europa a probarse con el Vitesse Arnhem de Holanda. En un torneo que disputaba con esa institución lo observaron unos veedores del Real Madrid, quienes se mostraron interesados en llevarlo al club español. Al viajar a la capital española, justo por esos días el equipo juvenil disputó un cuadrangular. Narváez los conquistó con dos goles y tres asistencias.

En las gradas estaban Zinedine Zidane y Fernando Morientes, estrellas legendarias del conjunto merengue, quienes se encargaron de dar el visto bueno para contratar al colombiano en aquella institución. Pero el contrato, por su edad, no pudo firmarse. Su regreso a Colombia era un hecho inminente. Sin embargo, al cumplir 18 regresó a Madrid para hacer parte del equipo Juvenil B y luego ascender al A.

El cuarto y ultimo jugador es Rubén Darío González Hernández tiene 19 años y es de Palmira, Valle del Cauca.

Reune muy buenas condiciones tanto en el aspecto defensivo como en el ofensivo. Con buena zancada y rápidos movimientos, destaca por su continuidad en el juego y su capacidad de sorpresa cuando se incorpora al ataque por banda. Entró en el Real Madrid cuando tenía 10 años y no se ha movido de este club, en el 2013 fue campeón Copa del Rey Juvenil.

James Rodríguez se convirtió en el quinto jugador colombiano en llegar al Real Madrid, luego de consagrarse en la Copa del Mundo de Brasil 2014, el equipo 'merengue' no dudo en ficharlo.