Representante de Falcao ya sabe que no jugará en el Real Madrid

Radamel Falcao no jugará en el Real Madrid. Así se lo han comunicado dirigentes del equipo madridista a Jorge Mendes, agente del colombiano y responsable de su fichaje por el Mónaco el pasado verano. Lo curioso es que el delantero no se siente cómodo, quiere salir, empresa que no será nada sencilla por los 14 millones de euros que percibe por temporada y los 50 millones que costó su fichaje, cantidades que van a frenar cualquier operación salida.


Los últimos rumores aparecidos en España, a raíz de que Florentino Pérezconfesara en Punto Pelota que sabía que el exrojiblanco quería jugar en el Real Madrid, continuaron con el apunte de una posible reunión entre las dos partes, circunstancia que desde el Santiago Bernabéu niegan que se produjera. Lo cierto es que desde que Falcao apareció por el Calderón su nombre siempre ha sido relacionado con el Real Madrid, especialmente tras la reunión que mantuvieron Florentino Pérez y Miguel Ángel Gil en el restaurante El Paraguas.

Falcao siempre ha sido un jugador del gusto del presidente del Real Madrid, pero primero su militancia en el Atlético, las relaciones con Gil Marín están bajo mínimos en los últimos años a raíz del episodio Kun Agüero de 2011, y el sueldo que percibe en el Mónaco, colocan su fichaje en el apartado de quimera.

Mendes sabe que tiene un problema cuando pensaba que la operación con el Mónaco era una solución. Es consciente que debe encontrar acomodo al colombiano, algo complicado. PSG, Manchester City o el propio Chelsea, que dirige José Mourinho y que también es representado por el citado Mendes, pueden ser los posibles destinos. Falcao quiere algo más. Necesita la presión deportiva que no vive en Mónaco, reservada a los grandes de Europa, algo de lo que el equipo francés se encuentra bastante alejado.

El círculo de posibles destinos se cierra cuando se habla de 14 millones de euros limpios por temporada, sueldo de Falcao y cantidad que Cristiano Ronaldo solo superaría en el mejor de los casos y gracias a los diferentes objetivos marcados en el contrato rubricado el pasado mes de septiembre.

Además, el cambio impositivo que Francia ha aplicado al principado de Mónaco, dificulta aún más su continuidad en el equipo que es propiedad del ruso Dmitry Rybolovlev. Ahora la discusión se centra en saber quién debe hacer frente a esa subida que deja la retención impositiva en el 75% del que gane más de un millón de euros al año.

 

Fuente: elconfidencial.com 

 
ComuTricolor.com | @ComuTricolor |