Un partido con mucho dolor tuvo James Rodríguez en la Champions

Un partidos bastante accidentado tuvo el colombiano ante la Roma, en partido que el Real Madrid ganó 2-0 en condición de visitante por los octavos de final de la Champions League.

Primero fue un fuerte golpe a la altura de su oído izquierdo. Los tacos del guayo de Vainqueur le causaron un leve corte al colombiano y luego en una caiga fue tal el dolor que sintió que pidió el cambio, hubo momentos de alarma en el banquillo 'Merengue'.

James sintió una molestia en el hombro izquierdo, atendida con prontitud por parte del personal médico que acudió en su auxilio.

Finalmente y por fortuna para el volante solo fue un pequeño susto y pudo continuar el partido sin tener que ser sustituido. Al volver al gramado del Olímpico de Roma propició dos acciones interesantes, una de ellas con un centro perfecto hacia Cristiano Ronaldo, con las cuales Real Madrid pudo aumentar la ventaja. Incluso pudo marcar con un remate de cabeza al que le faltó un poco más de puntería.

A los 81 minutos, motivado más por el agotamiento que sintió en su dirigido, Zinedine Zidane ordenó la salida de James. Jesé Rodríguez tomó su lugar en un partido que entró en su recta definitiva, con la Roma tratando de acercarse por lo menos al empate.

Un cambio que le resulto benedicioso al equipo, Jesé marcó el segundo del Madrid sellando una importante victoria en esta fase que lo deja con un pie en los cuartos de final.