James falto a la cita judicial que tenía por exceso de velocidad

En el Real Madrid están preocupados por la situación de James Rodríguez, a quien internamente califican de rebelde, o eso es lo que afirma el diario Confidencial de España.

Tras no quererse operar el hombro, ni recortar en unos días sus vacaciones para entrenar a la par de sus compañeros, ahora se sumó otro lío con la justicia ibérica.

La policía de Madrid le levantó cargos al volante colombiano en enero, tras conducir a más de 200 km/h y no detenerse cuando estos le pedía mediante sirena y altavoces que lo hicieran.

Por su duro calendario, la fecha para presentarse en el juzgado fue puesta para el pasado martes, durante su periodo de descanso laboral, pero el número diez no estuvo allí; tampoco lo hizo su abogado.

Falta ver que justificación dará el capitán de la 'Tricolor', quien aún no ha viajado a Europa y se le ha visto en las playas de Miami junto a su familia y amigos.