Jackson Martínez en su niñez jugaba con muñecas

 

Jackson no fue el típico niño que reventó balones desde que echó a andar. Al principio, es más, se inclinaba por el baile. Desde bien pequeño imitaba los movimientos del rey del pop, Michael Jackson, lo que llevó a sus padres a tomar la decisión de bautizarle con el nombre de Jackson. Lo hicieron cuando el bebé apenas contaba con dos años, pero ya cantaba como podía los grandes éxitos de la fallecida estrella americana y trataba de imitar, a su manera, el moonwalker.

La mayor amenaza


Pero tanto Jackson como su familia se dieron cuenta de que el baile no iba a ser lo que le iba a dar de comer. El pequeño tenía otra afición más allá de danzar al son de Thriller. Le encantaba decapitar las muñecas de sus hermanas, Lady y Yadira, para emplear las cabezas a modo de balón. Con ellas realizó sus primeros regates en su casa de Quibdó.

A buen seguro que con ellas también marcó sus primeros goles, esos que no entran en la relación de 124 (116 en clubes y 8 con la cafetera) que ha marcado desde que es profesional por medio mundo.

Ahora Jackson, baile y muñecas a un lado, es la mayor amenaza para un Atlético que espera secarle como ya ha logrado con Messi oCristiano. Simeone ya tiene preparado un plan para que el bailarín no dance esta noche en Dragao.

Fuente Marca.com

Escucha a Jackson cantando rap: