Carlos Bacca supera a Cristiano, Neymar, Bale y Benzema en España

No resulta fácil encontrar en la historia reciente de la Liga española a un delantero extranjero que en su primera temporada haya obtenido los números que Carlos Bacca acumula en el Sevilla en las 18 primeras jornadas. El mito de la adaptación y el periodo que los futbolistas que vienen del exterior necesitan para aclimatarse es, a veces, una excusa para ocultar otras cuestiones que impiden que el rendimiento sea óptimo desde el primer minuto.


Pero el futbolista colombiano ha demostrado en el Sevilla que un delantero puede llegar y empezar a marcar goles como churros sin necesidad de saber siquiera el nombre de pila de sus compañeros. Bacca marcó el primer gol del equipo blanco en un partido oficial, el pasado 1 de agosto ante el Mladost Podgorica, y desde entonces no ha parado de poner firma a muchos tantos (4 en total en la Liga Europa) que han permitido al Sevilla sumar puntos y pasar eliminatorias, como las dos que tuvo que disputar antes de la fase de grupos. Procedente de una competición con no mucho predicamento en Europa como la Jupiler League belga, Bacca lleva anotados 9 goles en la Liga, a lo que habría que sumar siete asistencias, otra de sus especialidades. De hecho, en el último encuentro ante el Getafe marcó uno y dio dos, demostrando que no es un futbolista especialmente egoísta en el área.

Pero lo que llama la atención en las cifras de Bacca es que eso de la adaptación no va con él. El colombiano, pese a pasar por una fase en la que el francés Gameiro le arrebató la titularidad en los planes de Emery (el de Fuenterrabía inició la temporada contando con él ante una lesión muscular del galo), se ha convertido en el goleador más efectivo en sus primeros meses en el Sevilla. Pero no queda ahí la importancia de sus números, puesto que en la Liga española, contando con que los mejores delanteros siempre han llegado tradicionalmente a los equipos grandes, ni siquiera Cristiano Ronaldo puede decir que a su llegada marcó tantos goles como el actual máximo artillero sevillista. Ni Cristiano Ronaldo, ni, por ejemplo, esta campaña, millonarios fichajes como los de Gareth Bale y Neymar. Ninguno de ellos, con un coste que supera los 150 millones de euros, llegan a las 9 dianas que firma Bacca en la Liga. Siete tantos lleva el galés del Real Madrid y seis el brasileño del Barça.

Cristiano Ronaldo, en su primera temporada en España, la 09-10, sumaba 7 goles en la jornada 18, dos menos que Bacca, si bien es cierto que inmediatamente después entraría en una racha en la que anotó 8 goles en 6 partidos. Ese año el portugués acabó el curso con 26 dianas, aún lejos de las 41 y 46 que marcaría en los dos cursos siguientes. El caso de Messi es distinto y no se puede medir, ya que el argentino explotó en el Barcelona procedente de la cantera y de manera progresiva. De los 14 goles que sumó en la 06-07 en 26 partidos o los 10 de la 07-08 en 28 pasó a las estratosféricas cifras de las campañas 11-12 (50 tantos) y 12-13 (46).

Sólo Falcao e Ibrahimovic han superado los registros de Bacca en la temporada de sus estrenos en España contando hasta la jornada 18. Su compañero de selección rubricaba 11 goles en el Atlético hace dos campañas y acabaría el año con 24. Un poco más atrás en el tiempo Zlatan Ibrahimovic también firmaba igual número que Falcao en su único año en España, 09-10, aunque no marcaría muchos más en la segunda vuelta, cuando empezaron sus diferencias con Guardiola, pues sus números totales fueron 16 en 29 partidos.

Otros delanteros que han llegado a España en los últimos años con vitola de grandes realizadores y a cambio de muchísimos millones de euros han sido Benzema o Higuaín, casos claros en los que la llamada adaptación no los dejó rendir como luego hicieron. El francés, procedente del Lyon, llevaba 5 dianas a estas alturas y acabó con 8, mientras que el argentino conseguiría sólo dos en toda su primera temporada. Sin hablar de los Kaká o Robinnho.

Localizando el análisis en el Sevilla, sus 9 goles en 18 partidos están muy lejos de los 5 de Luis Fabiano o los dos de Kanoute en total en sus primeras campañas. Por todo ello, los números de Bacca, un goleador que sólo ha costado al Sevilla 7 millones, hacen que la inversión sea rentable.

Tomado de: diariodesevilla.es