Segunda Copa Libertadores de Atlético Nacional
Archivo EFE

Hace un año, justamente en la noche del 27 de julio de 2016, en el Estadio Atanasio Girardot de Medellín llegó la segunda Copa Libertadores de Atlético Nacional ante un desconocido, sorpresivo y muy aguerrido Independiente del Valle de Ecuador. Un año después, los hinchas ‘verdolagas’ han criticado fuertemente a las directivas que, para ellos, “destruyeron” al Nacional campeón de Libertadores. ¿Qué queda de ese equipo?

Ese gol de Miguel Ángel Borja unió a la numerosa afición del equipo en un solo grito, a pesar del sufrimiento del final y la angustia vivida en las tribunas hubo júbilo al final. Pero después de eso no todo ha sido celebración y los resultados no han sido tan importantes.

¿Qué ha cambiado después de la segunda Copa Libertadores de Atlético Nacional?

Muchos de los jugadores cruciales para llegar al título se fueron tras el ciclo cumplido, con el título de la Libertadores como un emblema para poder conseguir mejores condiciones laborales. Por ejemplo, Sebastián Pérez marchó a Boca, Dávinson Sánchez continuó su carrera en el Ajax, y Marlos Moreno convirtió su gran desempeño en la Copa en un traspaso al Manchester City.

Aunque el resultado del Mundial de Clubes fue negativo, el éxito de Nacional en el 2016 fue un gran aliciente. Pero en el 2017, el esquema del equipo se ha visto afectado de forma radical. La salida de Reinaldo Rueda, el técnico del campeón de Libertadores, fue solo el último paso del desmantelamiento de este equipo.

De hecho, solo cuatro de los jugadores que llegaron al título continental se mantienen en la titular ‘verdolaga’: el portero Franco Armani, los defensores Alexis Henríquez y Daniel Bocanegra, y el volante Macnelly Torres. También se encuentra de esa nómina Diego Arias, tapado por Pérez y Alexander Mejía.

¿Se han remplazado a los héroes de la segunda consagración subcontinental?

Ha habido un gran número de reemplazos. En lugar de Pérez brilló Mateus Uribe, quien en un año marcha con posible destino al América. Dayro Moreno se fortaleció en la delantera y recuperó el nivel que lo llevó incluso a ‘la Tricolor’. Además jóvenes como Rodin Quiñonez se han destacado de forma brillante.

Uno de los motivos que más molesta a los hinchas del equipo antioqueño es que los reemplazos han sido de una calidad desconocida. Sobre todo, el reemplazo de Rueda con Juan Manuel Lillo provocó una situación muy polémica con la hinchada ‘verdolaga’, debido a sus antecedentes en el fútbol colombiano.

Aunque el club tiene las críticas del público pendientes, el título obtenido en junio permite repetir la experiencia en el futuro. La Copa Libertadores de este año fue decepcionante, pero con la nueva oportunidad y un modelo de juego nuevo, puede haber mejores expectativas para repetir ese título y el objetivo es que en 2018 se logre revalidar lo logrado en esa segunda Copa Libertadores de Atlético Nacional.

Por: Juan Manuel Reyes (Publimetro Colombia)

>>Más notas del fútbol mundial en ComuTricolor<<