Zinedine Zidane fue consultado públicamente por la reacción de James en el partido ante Leganés. 24 horas antes del siguiente partido, el derbi ante el Atlético, respondió advirtiendo que volvería a hacer lo mismo.

Y es que para Zidane lo que pasó no fue nada fuera de lo normal. El técnico, que tuvo sus buenos años como jugador, acepta que ese tipo de reacciones suceden y no tienen que ver directamente con una mala relación entre las partes. Zinedine lo toma como parte del juego simplemente.

Así lo aclaró el viernes en rueda de prensa. La segunda pregunta que se le hizo ya tuvo que ver con James debido a la trascendencia que tomó su reacción al ser sustituido en Leganés. El jugador estuvo 72 minutos en cancha y al salir para darle paso a Isco, se ofuscó y dijo un par de frases que demostraron su molestia.

Sobre eso, le preguntaron a Zidane si volvería a tomar la decisión que tomó en ese partido, sabiendo todo lo que desató. El DT respondió: “Claro, no es un lío. Son cosas de entrenador a jugador, esto va a pasar siempre en el fútbol. James y yo tenemos el mismo interés. No vamos a hablar más de estas cosas, se quedó ahí y solo pensamos en el partido de mañana”, aseguró.

Zidane no cambia ni se asusta por lo que pasó con James. Él tiene un convencimiento claro que pasa por darle oportunidades a todos los de la plantilla, por ya conocer quiénes son sus jugadores titulares y por determinar que son los hombres de ataque los primeros que deben ser sustituidos en sus partidos.