Joel Veltman, defensor del Ajax, se aprovechó de que un compañero suyo estaba en el piso para engañar a un rival de una forma sucia y anti Fair Play.

El Ajax vencía 2 a 0 al Sparta Rotterdam por la liga local cuando, promediando el segundo tiempo, el jugador de 25 años recibió el balón por la derecha justo después de que un compañero recibiera un golpe que lo dejó tendido en el piso.

Ya con la pelota en los pies, Veltman simuló preocuparse por él y levantó sus manos reclamando atención, lo que hizo que los rivales que lo marcaban desvien la mirada hacia él y inesperadamente el jugador continuo la jugada en un gesto bastante reprochable

Esta es la polémica jugada: