Uno de los jugadores que siempre ha terminado crucificado en la banca de la Selección Colombia es Jackson Martínez, el delantero del Atlético de Madrid, el jugador ha contado con poca confianza por parte del técnico José Pékerman y ha estado por debajo de otros jugadores.

Uno de los días más difíciles quizás para el jugador, fue el pasado martes en el compromiso ante Uruguay, donde el técnico prefirió darle la oportunidad al también delantero Fabian Castillo, que es uno de los nuevos de la ‘tricolor’. Una vez más ‘Cha cha cha’ se quedo en el banco de suplentes, algo a lo que ya esta acostumbrado.

Le preguntaron si renunciaría a la selección y respondi, “Te digo la verdad, si fuera por mí…”, en tono fuerte, fue bajando la voz y dejo así su respuesta.

El goleador agregó después, “mi fortaleza viene en el Señor y la idea es continuar”, indicando obedientemente que, “el cuerpo técnico es el que decide quien juega y quien no”, puntualizo Jackson.