En la parte de los actos protocolarios durante el previo del partido entre Colombia y Bolivia, hubo una imagen que llamó la atención de todos en la trasmisión de TV, se ven a James Rodríguez y David Ospina cargando al mismo niño que no paraba de llorar cuando sonaban las notas del himno de Colombia.

El pequeño que tenía cargado en un principio el portero de la Selección y que luego se lo paso a James, se trata del primo del ’10’ de Colombia, Mariano Rubio el hijo de Mario Rubio el tío de James.

A simple vista se notaba que el niño no superaba los dos años y estaba un poco asustado de ver tanta gente gritando en torno a la selección, entre ambos cracks trataron de calmarlo hasta que finalizaron los actos protocolarios para de nuevo entregárselo a su padre.


Video cortesía de ESPN: