El jugador de la Selección Colombia habló luego de las criticas que recayeron sobre él y el cuerpo técnico de la Selección Colombia por su reciente convocatoria al equipo dirigido por José Pékerman, el volante dijo que muchos que lo juzgaron en los medios de comunicación, nunca lo buscaron para que les diera su versión.

“Muchos que tienen una voz, un poder en la televisión, creo que tienen que ser más profesionales a la hora de decir algo. Ellos en ningún momento vinieron a mí o a mi esposa a preguntarme si todo lo que se estaba titulando era verdad”, señaló el jugador en una entrevista al programa ‘El Camerino’ de Blu Radio.

“Me causó un poco de tristeza al ver que en vez de (los periodistas) acercarse a mí, lo que hicieron fue crecer más algo que ya estaba cerrado”, agregó el deportista.

Armero, en un tono calmado, comentó que en general no le gustó el tratamiento que se le dio a la situación en los medios de comunicación:

“Parecía como que yo ya no pudiera tener más oportunidades en el mundo por algo que fue personal con mi esposa”.

‘Miñía’, reafirmó que nunca le pegó a su mujer como se ha dicho y relató qué fue lo que pasó: “Estábamos en vacaciones en Estados Unidos y tuvimos un percance, una pequeña discusión. Yo por ser una persona pública, ellos llegaron al hotel, la policía americana, y simplemente al ver la discusión me llevaron a mí, me dijeron que me iban a tener un rato allá para evitar más problemas”, contó.

“Todo lo que se dice pienso que está exagerado. Para mí y para ella fue una discusión de pareja. Lastimosamente estoy en un país en que no conocía la ley, que cualquier cosa de pronto se hace grande y eso llevó a que la gente viera algo negativo”, agregó el defensor que del Bahía de Brasil.

No obstante, Amero reconoció que, como todas las personas, tiene defectos y errores, “Mi esposa y mi familia me conocen, (saben) que soy una persona de bien y que simplemente, una reacción de rabia, de disgusto, por ahí hay que cambiarla un poco”, concluyo el futbolista de la Selección Colombia.