Controversia sigue generando en Colombia y en España los pocos minutos de los que goza James Rodríguez en el Real Madrid durante los duelos importantes.

En el más reciente juego, ante el Bayern Munich en Alemania, solo disputó 7 minutos. Pero lo que más indignación ha causado, por encima del poco tiempo en cancha, fue la razón por la que siquiera entró.

“En Europa ha encontrado el escaparate perfecto para que un jugador que costó 80 millones de euros no pierda su gran cartel y no se devalúe”, afirma As.

De esta forma, Zidane habría sido forzado a darle al menos un rato de fútbol en Champions al diez, solo para no bajar su valor en el mercado y no porque realmente lo valore en su plantilla.

Por su parte, el volante ya escribió en Twitter el mensaje “Prohibido rendirse”, dando a entender que seguirá luchando en ‘La Casa Blanca’.