El atacante está en territorio colombiano, entrena con ‘los escarlatas’ y espera definir su futuro en los próximos días.

Adrián Ramos quiere quedarse en el América de Cali
Archivo EFE

Lo que se habló hace unos días como una posibilidad, ahora parece que toma fuerza, más aún después de haber conocido las declaraciones del mismo jugador. Adrián Ramos quiere quedarse en el América de Cali, lo dijo en medio de la pretemporada en la cual acompaña al club, pero no ilusiona a los hinchas porque sabe que no depende de él.

El jugador que estuvo en ‘la Tricolor’ e hizo parte del equipo de José Pékerman en el Mundial Brasil 2014, actualmente pertenece al Chongqing Lifan de China y está cedido al Granada de España debido a que este club ibérico pertenece a los mismos dueños del equipo oriental que adquirió al colombiano a inicios de 2017. Sin embargo el descenso del club ibérico ha hecho pensar que ‘Adriancho’ puede tener otra opción para su futuro y en vez de ir a la segunda de España o de China, podría jugar en América de Cali, equipo de sus amores.

Adrián Ramos quiere quedarse en el América de Cali y lo dijo:

En la sede de Cascajal y en medio de las prácticas que lleva a cabo el equipo de Hernán Torres para iniciar el segundo semestre de la Liga Águila en los próximos días, estuvo entrenando Ramos y al final de la práctica habló con los medios dejando muchas frases para tener en cuenta sobre su futuro:

Sueño con ganar la estrella número 14 en América, para mí sería un orgullo volver a vestir esta camiseta, es lo máximo

Viajaré a España para reunirme con los directivos y la idea es proponerles que quiero jugar en América… La próxima semana se podrá definir si puedo quedarme, tengo muchas ganas de estar aquí

Me gustaría quedarme, pero no depende solo de mí

Después de haberse conocido las declaraciones de Ramos llegaron las palabras del técnico Hernán Torres, el adiestrador con mayor mesura expresó que no deben haber ilusiones con el jugador porque el presidente del club lo quiere pero es muy complicado que se quede. Esto va de la mano con lo que dijo el empresario Helmuth Weninn, quien es el encargado de manejar al atacante de 31 años, y que dijo que ahora no había ninguna opción de que esto ocurra.

>>Acá más novedades de los ‘embajadores tricolores'<<